CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Pinchas Steinberg y Vadim Gluzman con la Sinfónica de Castilla y León

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Agustín Achúcarro
22 de octubre de 2019

Entre ausencia de pujanza y un magnífico solista

Por Agustín Achúcarro
Valladolid. 19-X-2019. Auditorio de Valladolid. Temporada de la OSCyL. Concierto para violín y orquesta en re mayor, op. 35 y Sinfonía nº5 en mi menor, op. 64 de Chaikovski. Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Vadim Gluzman, violin. Pinchas Steinberg, director.

   Posiblemente fuera una versión del Concierto para violín y orquesta en re mayor op.35 de Chaikovski modélica desde una perspectiva formal, tal vez encaminada a destacar su elegancia y contención por parte del director Pinchas Steinberg. Esta postura, al menos para quien esto suscribe, dio como resultado una obra con un protagonismo absoluto del violín, lo que conllevó que se perdiera la relevante parte sinfónica. El violín solista Vadim Gluzman exhibió un sonido redondo y robusto, capaz de sortear todos los escollos de la partitura, como las dobles cuerdas, los saltos interválicos, las sugerentes melodías, las cadencias plagadas de recursos o los prestos que ponían a prueba la velocidad y precisión de sus dedos y el arco. Pero su sonido penetrante dejó por comparación a las cuerdas de la OSCyL en un segundo plano, apagadas. Y la sumisión de la orquesta a la labor del solista fue palpable en la enérgica y potente entrada orquestal, que impone contrastes rítmicos, en el enfrentamiento entre ésta y el violín, o en los pequeños detalles que se minimizaron. Pulcritud carente de garra en la expresión, con pocos contrastes, ya fuera para sumarse o enfrentarse la orquesta y el solista, con una articulación por parte de la OSCyL de escasa efusión.


   La Canzonetta proporcionó quizá los mejores momentos de la interpretación del Concierto para violín al lograr cierto equilibrio entre el carácter lírico del solista y las intervenciones de la orquesta y sus secciones. Llegados al movimiento final Vadim Gluzman impuso un ritmo vivaccisimo, como señala la partitura, al tiempo que resultaba demasiado apagado el dialogo entre solista, oboe y clarinete, una sección que tuvo unas afortunadísimas intervenciones durante todo el concierto. El ímpetu que lleva la conclusión quedó más en manos del solista que de la orquesta pues, como ya se ha dicho, Pinchas Steinberg mantuvo en un plano secundario a ésta.

   En cuanto a la Sinfonía Nº5 en mi menor del compositor ruso era la séptima vez que se interpretaba por parte de la OSCyL dentro de sus temporadas. Habría que plantearse el que para volver a programar ciertas obras hay que tener claro que lo que se va a ofrecer es algo muy especial.


   El tema sombrío, oscuro, con el que inician los clarinetes, resultó convincente, ya se ha dicho aquí que estuvieron especialmente acertados, y esa coloración se vio de manera sutilmente reflejada cada vez que resurgía en la obra. No se notó tanto el clímax y la acentuación que provocan una exaltación sonora. En el Andante, posiblemente el movimiento interpretado con mayor acierto, destacaron el solo de trompa, el lirismo y ciertos contrastes. Tras un vals equilibrado llegó el último movimiento y en su camino hacia una tensión orquestal creciente, que conduce hacia un ambiente triunfal, se produjeron desequilibrios entre las secciones. El director no propició el que la orquesta estuviera especialmente expansiva en los momentos en que todo se convierte en melodía y desborda romanticismo.

   Reseñar que frente a la opinión aquí vertida el público aplaudió fuertemente la interpretación de ambas obras de Chaikovski. También sería bueno recordar que se hace cada vez más necesaria la figura de un concertino titular capaz de responsabilizarse de todo lo que su puesto conlleva. Fue el último concierto con la OSCyL de la chelista Victoria Pedrero, que se va a la Sinfónica de Galicia. Una espléndida músico a la que deseamos muchos éxitos. Sin duda, supone una pérdida considerable para la OSCyL.

Foto: OSCyL

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico