CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Rubén Gimeno y Vadim Gluzman, con la Sinfónica de Castilla y León

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Agustín Achúcarro
26 de noviembre de 2020

Gluzman, un solista ideal

Por Agustín Achúcarro
Valladolid, 23-XI-2020. Temporada de la OSCyL: Ciclo Otoño. Auditorio de Valladolid, Sala Sinfónica Jesús López Cobos. Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Concierto para violín y orquesta en re mayor, op. 61 y Sinfonía nº5 en si bemol mayor, D. 485. Vadim Gluzman, violín solista. Rubén Gimeno, director.

   El cuarto concierto del ciclo Otoño de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León contó con la figura de Vadim Gluzman, para interpretar el Concierto para violín de Beethoven. Y él fue el destacado protagonista de la obra como había predicho el director Rubén Gimeno. Éste acompañó escrupulosamente al solista, al tiempo que cuando Gluzman no intervenía acentuaba el protagonismo de la orquesta. No se pretende  aquí afirmar que Gimeno mantuviera dos posturas diferentes, según interviniera o no el violín solista, sino que coexistieron. La claridad, una articulación nada pesante, que no por ello dejó de ser pujante, se observó desde el inicio con el solo de timbal y la aparición orquestal del tema. Gluzman, que había preparado con anterioridad su entrada, comenzó de forma ajustada, suave y claramente perceptible, porque su gran mérito residió en que fue el solista y al tiempo el compañero de viaje de la orquesta. El violinista huyó de un virtuosismo exacerbado, lo cual no implica que no fuera protagonista. Buscó un sonido redondo, variado, que caminó de manera flexible y con un ritmo que no decayó. No perdió la posibilidad de ornamentar con tino el sonido de la orquesta en el segundo movimiento, que dio paso tras la breve cadencia al tiempo final, en donde el solista mostró todos los recursos posibles. Allí el violín se explayó en plenitud  y supo combinar cierta ligereza con pasajes que exigían rotundidad. Gimeno y la OSCyL, como ya se ha apuntado, colaboraron con el solista y aprovecharon los momentos en que éste no intervenía para mostrarse tajantes, incisivos, con un sonido bien acentuado. Incluso, desde un punto de vista algo reduccionista, se podría afirmar que con un carácter más romántico. Las cadencias que eligió Gluzman eran de Alfred Schinittke, algo que en particular en la del final del primer movimiento se aprecia claramente. Pudo parecer algo ajena al concierto, si bien no es menos cierto que no es rupturista y el compositor no se sale de un guion en el que intenta reflejar como él ve a Beethoven en el siglo XX. Muy aplaudido un Vadim Gluzman, que demostró cómo se puede conjugar el arte del solista con la colaboración con la orquesta, en una versión del concierto segura y expresiva. Estuvo claro que tanto solista como orquesta y director entendieron que era una apuesta de colaboración y no de confrontación.


   Con la Sinfonía nº5 de Schubert, que prescinde de instrumentos típicos de la plantilla orquestal, como clarinetes, trompetas y timbales, y que se podría citar como una obra de marcado carácter camerístico, se impuso la precisión formal y el sentido del ritmo y del tempo. Un sonido siempre mejor logrado en los tutti, que en los pasajes más líricos y cantables, en los que ahondaron menos. Si bien se explayaron allí donde la sinfonía lo pedía se perdió algo de su sutileza y también de emoción, sobre todo cuando surgía ese aspecto de alegría, como por ejemplo en el Allegro vivace conclusivo; algo que sin dejar de estar presente no se percibió de una manera concluyente y que hubiera permitido un mayor número de efectos sonoros, por mínimos que fueran, ya que estos son una de sus señas de identidad. Faltó algo de lo comentado en el Allegro con los diálogos que surgen y resultó más convincente el Minueto en sus pasajes más intensos. En todo caso Gimeno puso de manifiesto una forma de entender la obra sin fisuras.  

Foto: Sinfónica de Castilla y León   

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico