CODALARIO, la Revista de Música Clásica

Portada

Crítica: David Afkham dirige «Parsifal» con la Orquesta Nacional de España

24 de octubre de 2023

Crítica de Raúl Chamorro Mena del tercer acto de la ópera Pársifal de Wagner, con la Orquesta y Coro Nacionales de España bajo la dirección de David Afkham 

«Parsifal» de Wagner con la Orquesta Nacional de España

Redención colectiva y Universal

Por Raúl Chamorro Mena
Madrid, 22-X-2023, Auditorio Nacional. Ciclo Coro y Orquesta Nacionales de España. Parsifal, Acto III (Richard Wagner). Bryan Rogister (Parsifal), Franz-Josef Selig (Gurnemanz), Tomasz Konieczny (Amfortas), Francesca Calero (Kundry). Orquesta y Coro Nacionales de España. Director: David Afkham. Versión concierto. 

   La ópera ha disfrutado de destacada presencia en las últimas temporadas de la Orquesta y Coro Nacionales de España con David Afkham como titular. Después de El Holandés errante y Tristán en Isolda, volvía a protagonizar un concierto la figura de Richard Wagner con un título tan emblemático como es su testamento musical, Parsifal, concretamente su tercer acto. El genio de Leipzig, consciente de enfrentarse a su última creación para el teatro desarrolla y culmina aspectos fundamentales de su obra, como es la renuncia y la compasión, como caminos que llevan a la redención. La confluencia de elementos de diversas religiones, fundamentalmente el cristianismo, con la figura primordial de Jesús de Nazaret como símbolo de la renuncia y generosidad, no oculta la idea de que la redención humana puede alcanzarse fuera de la religión apoyándose en irrenunciables y esenciales principios morales. Una redención en clave Universal de regeneración absoluta de la humanidad como colectivo, incluido el propio Parsifal –«Redención al redentor»-. 

   En este último acto del Festival escénico sacro creado para las especiales características del Festpielhaus de Bayreuth, donde se estrenó el 26 de julio de 1882, la comunidad del Grial ha llegado a un punto muerto, pues su líder Amfortas es incapaz de oficiar, su padre Titurel ha fallecido y sólo desea unirse a él en la muerte, para acabar con su sufrimiento y vergüenza como pecador.

   La versión ofrecida por David Afkham al frente de la Orquesta y coro Nacionales de España encarnó un Wagner lírico, de aligeradas texturas orquestales y mesurado vigor orquestal. La interpretación fue claramente de menos a más, con un preludio más bien anodino y que no consiguió expresar la adecuada atmósfera de espiritualidad y recogimiento. La sublime escena de los encantamientos del viernes santo contó con buenas actuaciones del oboe de Víctor Manuel Ánchel, el clarinete de Enrique Pérez Piquer y el corno inglés de José María Ferrero, pero faltó algo de magia y conmoción. Detalles de seductor lirismo y belleza camerística se impusieron al sentido trascendente y la emotividad para culminar con una última escena de mayor intensidad y fuerza dramática, que se benefició de la entrega del barítono Tomasz Konieczny como Amfortas y un coro Nacional, bajo la dirección de Miguel Ángel García Cañamero, de sonoridad amplia y rotunda, así como enérgicos acentos.  

   El protagonista Parsifal en este acto tercero ya ha completado su recorrido espiritual y «sapiente por compasión» sana la herida de Amfortas con la lanza sagrada, le libra de su dolor y culpa, además de sustituirle como celebrante. El tenor americano Bryan Rogister se valió de medios muy líricos para una prestación correctamente cantada, de buen fondo musical, pero un tanto plana e impersonal. Gurnemanz no tiene secretos para el veterano bajo Franz-Josef Selig, tantas veces relator del Grial sobre las tablas -también en el Teatro Real en 2016 bajo la dirección de Bychkov-. El bajo alemán con un material vocal aún sólido en centro y grave, aunque limitado de anchura y densidad, pena en la zona alta, con problemáticos viajes al agudo, en los que pudieron escucharse sonidos forzados, apretados y fijos. El fraseo bien construido y el dominio del declamado Wagneriano sustentaron su genuina encarnación. Por su parte y como ya se ha subrayado, el barítono polaco Tomasz Konieczny, que ha sido Wotan en la última tetralogía representada en el Teatro Real, con su emisión retrasada, pero sonido de generosa presencia, mostró intensidad, acentos incisivos y fibra teatral en un Amfortas doliente, humillado, atormentado. Kundry en este tercer acto, apenas interviene con un par de gemidos y las palabras «Dienen, dienen -Servir, servir», que fueron defendidas cumplidoramente por la soprano Francesca Calero, miembro del coro Nacional.

Foto: OCNE

                       

Parsifal David Afkham Orquesta Nacional de España Wagner