CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Crítica: Vassily Sinaisky dirige la Filarmonica del Teatro Comunale de Bolonia con páginas de Brahms y Schubert

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Magda Ruggeri Marchetti
26 de mayo de 2022

El director Vassily Sinaisky al frente de la Filarmonica del Teatro Comunale de Bolonia con obras de Brahms y Schubert

Vassily Sinaisky

Magnífica exhibición de los dos solistas

Por Magda Ruggeri Marchetti
Bolonia, 23-V-2022, Auditorio Manzoni. Temporada Sinfónica del Teatro Comunale. Concerto per violino, violoncello e orchestra in la minore op.102 “Doppio concerto” de Johannes Brahms. Violín: Mark Bouchkov. Violonchelo: Narek Hakhnazaryan. Sinfonia n.4 in do minore D 417 “Tragica” de Franz Schubert. Director: Vassily Sinaisky.

   El conocido maestro ruso Vassily Sinaisky, director musical de la Orquesta Filarmónica Janaček de Ostrava, director emérito de la BBC Philharmonic Orchestra, de la Orquesta Sinfónica Nacional letona y director honorario de la Orquesta Sinfónica de Malmö, comienza la velada con el Doble concierto en la menor de Brahms, donde el violín y el violonchelo están pensados como casi fundidos en un único solista. Se trata de la última creación sinfónica del compositor, terminada en 1887 en Thun, ciudad suiza sobre el lago homónimo, durante su habitual estancia veraniega. Se estrenó en Colonia el 18 de octubre con el amigo violinista Joseph Joachim, a quien está dedicada, y el violonchelista Robert Hausmann, bajo la dirección del mismo Brahms. La obra no convenció a los críticos de la época y a algunos músicos, aun amigos como Clara Schuman, quizá por considerarse demasiado insólito el protagonismo de los dos instrumentos que abren el primer movimiento.  

   El primero en lanzar sus notas es el violonchelo, para instaurar acto seguido un diálogo entre los dos solistas intercambiando los temas y completando mutuamente las frases del otro, para dar paso a continuación a la masa orquestal. Un intenso lirismo domina el segundo movimiento mientras el final, que vuelve al la menor, es casi una síntesis de los temas de la partitura. Ya hemos hablado del violinista Mark Bouchkov, que exhibió su habilidad el año pasado en Bolonia con la misma orquesta y a quien se considera justamente uno de los mayores virtuosos de su generación. Colabora con importantes orquestas como la Royal Concertgebouw y los Münchner Philharmoniker. Su evolución artística ha sido reconocida por numerosos premios internacionales. También en esta ocasión ha demostrado su capacidad interpretativa y virtuosismo. Lo mismo podemos decir de Narek Hakhnazaryan, primer premio y Medalla de oro del XIV Concurso Internacional Tchaikovsky en 2021 con veintidós años, que ya se ha exhibido en los principales festivales y con orquestas como la Chicago y la London Symphony y directores como Ton Koopman y Marin Alsop. Los dos solistas han demostrado gran dominio técnico de la partitura y un virtuosismo que han suscitado el entusiasmo del público con repetidos aplausos y ovaciones, obligándolos a conceder un largo y magnífico bis: un pasacalle de Nedved.  

   En la segunda parte Vassily Sinaisky ha propuesto la Sinfonía n.4 en do menor de Schubert, escrita en 1816 cuando el compositor tenía diecinueve años. Es en la que más se siente la influencia de Beethoven. El título “Trágica”, añadido en un segundo momento por el propio autor en el frontispicio de la partitura, y la tonalidad en do menor, quieren recordar las tenebrosas atmósferas de la obertura de Coriolano y de la Quinta Sinfonía del compositor renano. Tras la bellísima, lenta y solemne introducción (molto adagio), el Allegro vivace presenta un primer tema veloz y ritmado, y un segundo en La mayor confiado a las cuerdas, más melódico, la misma tonalidad del siguiente Andante, de magnífico e intenso lirismo. El director ha subrayado perfectamente la vitalidad y el cromatismo del Minuetto y la dimensión intimista y elegíaca del final. Su lectura de la partitura ha sido extraordinaria, resaltando los detalles y consiguiendo de la Orquesta Filarmónica del Teatro Comunale, totalmente entregada, un magnífico sonido.

   El público aplaudió y ovacionó al maestro y a todos los instrumentistas pidiendo bis que no fueron concedidos.

Foto: Marco Borggrevve

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico