Codalario
Está viendo:

ALAN HELD, barítono: 'MI ROL WAGNERIANO PREFERIDO PARA 'HELDENBARITONE' ES EL WOTAN DE 'DIE WALKÜRE'

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
17 de diciembre de 2012
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  22 votos

Alan Held es un cantante más o menos habitual en las temporadas líricas españolas. Sus últimos compromisos han incluído el papel de Amfortas en el Liceo y el de Kurwenal del Tristan und Isolde en la temporada de ABAO. En la actualidad se encuentra interpretando el papel de El Caminante en el Siegfried del Teatro de la Maestranza de Sevilla. Aprovechando estas funciones, Alan Held habla para CODALARIO acerca de su trayectoria, su voz y otras cuestiones relacionadas con el difícil canto wagneriano.

- ¿Interpretar a Wotan y al Caminante en escena es lo más alto a lo que puede llegar la trayectoria de un barítono wagneriano?
-
Wagner escribió muchos papeles espléndidos para la voz de Heldenbaritone. Ciertamente, Wotan destaca, entre todos ellos, como aquel que quizás posee los mejores momentos vocales a lo largo de las tres noches del Anillo en las que interviene. Pero es importante considerar también la grandeza de dos roles como el Holandés y Hans Sachs. Amfortas es otro gran papel, igualmente. En mi caso, al finalizar esta temporada, habré cantado todos los grandes papeles para Heldenbaritone que Wagner escribió. En todo caso, Wotan es siempre una especie de obsequio, una oportunidad impagable. Pero no es menos cierto que ahora el regalo es haber llegado a sentirme tan cómodo con él que lo siento y lo canto como si fuese ya un viejo amigo.

- ¿Cómo madura la carrera de un barítono dedicado especialmente al repertorio alemán (Wagner, Strauss, etc.), tan pesado y tan comprometido? ¿Qué cautelas se toman desde los primeros años para llegar en plena forma a este punto de madurez, habiendo cumplido recientemente 25 años de carrera?
-
Para cantar este repertorio hay que tener mucha paciencia. Comencé a estudiar a Wagner cuando tenía tan sólo 19 años. Sin embargo, no interpreté ninguno de sus roles hasta que no cumplí los 30. Para un Heldenbaritone es bastante amplio el repertorio que puedes interpretar conforme se desarrolla tu voz, antes de encontrarte con Wagner cara a cara. Toma mucho tiempo que tu voz madure hasta poder acometer estas obras. Por eso estoy muy contento de haber dedicado tiempo a cantar roles de Mozart y ópera francesa en mis primeros años. Pero con el paso del tiempo pude incorporar papeles como Donner, Biterolf, Der Nachtwächter y Kothner, y fue un gran placer irme introduciendo así en al repertorio wagneriano. Por supuesto, además, hay muchos papeles escritos por Strauss para esta vocalidad que te ayudan mucho a madurar, sobre todo Jockanaan y Orestes.

- Dedicarse a Wagner supone un cierto grado de especialización, ¿hay que renunciar a muchas tentaciones para ser fiel a Wagner?
-
Si bien he cantado mucho Wagner, eso no ha supuesto un abandono o descuido de otros repertorios y compositores. En mi haber como cantante tengo entre 70 y 75 óperas. Algunos de esos papeles los he ido abandonando, simplemente, porque han quedado atrás en mi trayectoria y ya no se ajustan a mis condiciones vocales. Otros no los he retomado porque quizá ningún teatro ha vuelto a pensar en mi para ellos. Hay además muchos cantantes jóvenes que tienen oportunidad de crecer y madurar precisamente con los roles que los más veteranos vamos dejando atrás. En mi caso, centrar progresivamente la atención en Wagner y en el repertorio alemán me ha dado la oportunidad también de incorporar roles que nunca antes me hubiera planteado, como Wozzeck o Cardllac. En todo caso, sigo sintiendo las óperas de Britten como algo muy próximo y hay también algo en Puccini que me hace sentir alguna predilección especial por sus obras. Precisamente interpreté mi primer Scarpia la temporada pasada y fue una experiencia muy gratificante enfrentarme a un rol tan increíble.

- Ha interpretado a Kurwenal, a Wotan, al Holandés errante, etc., pero ¿cuál es el papel wagneriano por el que siente predilección?
-
Es una pregunta difícil. Los quiero a todos, en cierta manera. Me emociona mucho cantar Amfortas, por ejemplo; Parsifal es una obra que significa mucho para mí. También disfruto sobremanera cuando interpreto el Holandés errante porque vocal y dramáticamente es un papel increíble. Y Hans Sachs... es tan humano. Pero seguramente el mayor goce como intérprete me lo proporcione el Wotan de Die Walküre, probablemente mi favorito entre los roles wagnerianos para Heldenbaritone. Me hace muy feliz haberlo interpretado tan a menudo hasta ahora y confió en seguir teniendo ocasión de dar voz a una partitura tan especial.

- Algunos recordamos con enorme impacto aquellas representaciones en concierto de Die Walküre en el Liceo, con un reparto estelar, con Plácido Domingo, Waltraud Meier, Rene Pape, Evelyn Herlitzius, Jane Henschel y el propio Alan Held, a las órdenes de Sebastian Weigle. Semejante conjunción de grandes voces wagnerianas, que por fortuna se repite a menudo en muchos teatros, como en este Siegfried, sin ir más lejos, ¿es síntoma de que corren buenos tiempos para el canto wagneriano?
-
Sí, hay un buen plantel de cantantes wagnerianos hoy en día. Sin embargo, creo que lo que entendemos por canto wagneriano ha cambiado un poco a lo largo de los años que llevo en activo. Y eso que a pesar de llevar 25 años cantando todavía me siento, digamos, joven, con la voz en forma. Pero lo cierto es que mis primeros pasos fueron al lado de los más grandes del pasado siglo en este repertorio. Cuando yo empecé lo hice junto a Christa Ludwig como Erda en la producción de Das Rheingold. Aprendí mucho observando de cerca a James Morris y John Tomlinson. Y también he tenido ocasión de trabajar con enormes directores en este repertorio. Haciendo memoria, creo que he participado en hasta diez Anillos diferentes, muy diversos entre sí, pero cada uno de ellos interesante por uno u otro motivo. Esa variedad es fundamental porque obliga a los cantantes a renovarse y a adaptarse a nuevos estilos y concepciones escénicas. La generación de cantantes a la que pertenezco ha tenido ante sí muchas más exigencias físicas y ha llevado un tiempo adaptarse a todas ellas. Pero ahora creo que se ha vuelto a fijar la atención en lo que el canto wagneriano exige como tal. Siempre queda la opción de recurrir a los grandes repartos, a las apuestas seguras, como sucedió con aquella Walkiria de Barcelona. Qué experiencia tan genial fue aquella...

- ¿Qué nos puede decir de la producción de La Fura dels Baus? ¿Cuáles son sus atractivos para un cantante como usted?
-
Pude ver en video algunos fragmentos de las otras jornadas de esta producción del Anillo, hace algunos años, y he comentado la producción con un buen amigo. Realmente estaba deseando formar parte del reparto de alguna de estas representaciones. La encuentro muy interesante y, digamos, amable con los cantantes. La composición visual, estética, es tan interesante y contribuye tan bien al desarrollo del libreto. Me parecen muy acertados el manejo y la incursión de "gente extra" en escena y toda suerte de efectos especiales. En general, es agradable cantar desde distintos niveles y alturas pero sin tener que emitir desde posiciones o ángulos forzados. Sin duda, La Fura dels Baus ha hecho un gran trabajo con este Anillo.

- Algunos espectadores guardamos un extraordinario recuerdo de la anterior entrega de este Anillo, el año pasado, con Die Walküre, tanto por el reparto como sobre todo por la estupenda dimensión orquestal de aquellas representaciones. En este sentido, ¿cómo valora el trabajo de Pedro Halffter y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, acostumbrado usted a trabajar en lugares como el Metropolitan de Nueva York, la Staatsoper de Munich, el Covent Garden o la Staatsoper de Viena y con maestros como J. Levine, K. Nagano, A. Davis, J. Conlon, etc.? ¿Podemos estar orgullosos de cómo se hacen las cosas en España?
-
Como sucede con cualquier producción del Anillo, el color y el carácter que provienen desde el foso son elementos fundamentales. Además en obras como ésta uno necesita sentir una determinada complicidad con el director musical. En este sentido, en Sevilla, debo decir que hemos disfrutado de una maravillosa experiencia trabajando con el maestro Halffter y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Tuvimos una semana muy intensa de ensayos, con largas jornadas de trabajo dedicadas por entero a esta partitura. Durante ese tiempo de tanta concentración sucedieron cosas geniales y creo que entre todos se genero una complicidad especial, como si todos estuviésemos disfrutando de un modo singular con este trabajo. Parecía como si todos estuviéramos decididos a que estas funciones saliesen bien, dando el máximo de nuestro esfuerzo. Es la segunda ocasión que trabajo con el maestro Halffter y esta orquesta y en ambas ocasiones he disfrutado mucho de estas estancias en Sevilla, y sin duda la experiencia de estar haciendo música con mayúsculas ha contribuido a esa sensación placentera. Confío en volver a trabajar pronto con todos ellos.

- Recientemente interpretó a Simone en Eine florentinische Tragödie de Zemlinsky, en un curioso programa doble junto al Gianni Schicchi de Puccini, a las órdenes del maestro Andrew Davis y con producción de Cahterine Malfitano. ¿Qué tal funcionó un programa doble tan singular?
-
Diría que fue algo "único", en sentido estricto. Cuando hice mi primera aproximación a este programa doble, hace ya casi cuatro años, pensé, equívocamente, que no iba a ser tan complejo. Sin embargo, cuando tomó forma y comenzaron los ensayos en Toronto, me percaté de la dureza y dificultad de la partitura de Zemlinsky. La conjunción de estas dos obras, La tragedia florentina y Gianni Schicchi, supuso un enorme trabajo para mí. Tanto, de hecho, que diría que cantar ambos papeles en una sola noche fue algo más duro que muchas representaciones wagnerianas que recuerdo. En el caso de la obra de Zemlinsky, se debe a que es casi un monólogo. Hay dos papeles más, pero apenas cantan en comparación con el rol de Simone. Es una ópera oscura y desafiante. Y Schicchi, por el contrario, es algo muy divertido. Es una partitura ligera y alegre. Al llegar a Puccini después de la experiencia de cantar la obra de Zemlinsky, en una misma noche, era como despertar de un sueño tenebroso. Aquellas funciones fueron todavía más difíciles porque me había fracturado un pie durante una representación de Rusalka en Londres, pocos días antes de que comenzaran los ensayos del programa doble en Canadá. Por fortuna, mi pie estaba casi curado cuando estrenamos el programa doble y la verdad es que fue todo un éxito. Recuerdo con mucho orgullo el trabajo que hicimos y las sensaciones que trajo consigo. Siempre lo tendré por uno de los puntos destacados de mi carrera.

- Su trayectoria es ya muy amplia en el tiempo e incluye una lista enorme de roles, ¿hay sin embargo alguno que todavía no ha interpretado y que querría cantar en los próximos años?
-
Es una pregunta que me formulan con frecuencia. La verdad es que sido muy afortunado al poder interpretar tantos roles y durante tanto tiempo. Como decía antes, los amo a todos por igual, cada uno a su manera, incluso los más breves. Los papeles han sido generosos conmigo y yo a su vez he intentado dar lo mejor de mí al interpretarlos. Pero hay todavía, sin duda, muchos papeles para mi voz que no he interpretado. En ese sentido me fascina enfrentarme por vez primera a Hans Sachs esta temporada. Pero creo que lo más interesante, antes que ampliar mi repertorio, será volver atrás, digamos, una y otra vez, para profundizar en los papeles que ya he interpretado. Por supuesto, sin renunciar a nuevas propuestas que puedan surgir aquí o allá. Seguramente estaría bien encontrar un momento para interpretar a Jack Rance en La Fanciulla del West, por ejemplo. Pero la verdad es que me siento muy cómodo y satisfecho con mi repertorio actual y con la idea de seguir interpretándolo tanto tiempo como pueda.

- En su web, mantiene abierto un blog donde da cuenta de su experiencia en las distintas producciones, sus viajes, etc. ¿Cree que es positiva esta comunicación con los seguidores y espectadores? ¿Qué le reporta esta conexión con los aficionados a través de las redes sociales, blogs, etc.?
-
Las redes sociales y demás medios digitales han tenido una gran influencia en el mundo de la ópera, en todos los sentidos que quepa imaginar. Abrí un blog simplemente como una forma de compartir algo de mi experiencia profesional y personal con la audiencia; digamos que para dar expresión a algunas cuestiones que necesariamente no conocerían si no fuera por ese medio. Los cantantes a menudo se ponen a sí mismos en un pedestal y piensan que pertenecen a algún tipo de clase extraordinaria de artistas. Así que podría decirse que uso el blog para recordar a mis colegas, y a mí mismo también, que también somos humanos, gente normal y corriente. Por eso me gusta hablar de mi familia, de los viajes, de la gente que conozco, de mi fe, y de muchas otras cosas, digamos, cotidianas. También me sirve como una especie de diario para mí mismo, por si algún día quiero volver sobre mis pasos y tener algo en lo que basar unas memorias. Además, me alegra mucho encontrar a aficionados y personas que han leído mi blog y que me comentan que algo de lo que han leído allí les ha impresionado o les ha transmitido algo especial. También estoy en contacto con mucha gente a través de Facebook. Gente que me ha pedido que sea su "amigo". De esta manera tengo amigos y conocidos a lo largo de todo el mundo, gente a la que no habría conocido de otra manera. A día de hoy, gracias a Internet, la gente comparte todo tipo de información y opiniones sobre la ópera y la música clásica. Y estar al corriente de todo ello me sirve también para tomar nota de algunas opiniones, de algunas ideas. Creo que toda esa información, bien considerada, nos ayuda a los cantantes a ser personas más completas y más humanas.

Autor:Alejandro Martínez
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico