CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

ÁNGEL ÓDENA, barítono: "NO ENTIENDO CÓMO EL TEATRO DE LA ZARZUELA NO TIENE UNA SEDE EN BARCELONA, CON LA AFICIÓN QUE HAY ALLÍ A ESTE GÉNERO"

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Raúl Chamorro Mena
3 de septiembre de 2013
Foto: Antoni Bofill
Ángel Ódena es uno de los cantantes españoles más destacados de la actualidad. Figura imprescindible en el contexto operístico español, de un tiempo a esta parte ha comenzado a desarrollar una intensa carrera internacional que le ha llevado a debutar en teatros tan importantes como el Metropolitan de Nueva York. Ódena habla para Codalario sobre su carrera, la zarzuela, el mundo de la lírica actual y próximos compromisos artísticos.

Le contemplan ya dos decadas de trayectoria profesional. ¿Cómo ve sus comienzos desde la perspectiva del tiempo transcurrido?
Aunque ya había hecho alguna cosa, considero mi debut el Marcello de La Bohème que canté en Bari en 1994 como consecuencia de mi estancia en la Accademia lirica de Katia Ricciarelli en Mantua. Fue en el Teatro Piccinni, ya que el Petruzzelli estaba quemado. Realicé también colaboraciones con la Ópera de Sabadell y a raiz del Figaro que canté allí me contrataron para interpretarlo también en Lisboa, en 1996 junto a Luciana Serra, Ivo Vinco y Juan Lomba.

También fue importante en esos momentos su colaboración con la Opera Estatal de Hamburgo, bajo la dirección artística de Albin Hänseroth
Efectivamente, a partir de 1997 estuve tres temporadas consecutivas cantando en Hamburgo, donde me fogueé bastante. Participé en Turandot, Elisir d'amore, Barbero, una nueva producción de Cenerentola junto a Carmen Oprisanu, Rockwell Blake y Enzo Dara, de la que se hicieron muchas funciones. También canté el Rochefort de Anna Bolena con Gruberova y Bros.

Ha llevado una carrera muy paso a paso, comenzando por los papeles más líricos y en la que ha tenido gran presencia el concierto y el repertorio sinfónico-vocal.

Sí, sobre todo al principio. Influye mucho donde empiezas y, en Barcelona, en mis comienzos, muchos coros te conocen e invitan a interpretar este repertorio. Canté el Requiem de Verdi (en Lérida con la orquesta del Liceo), el de Mozart, el de Fauré, el Stabat Mater de Rossini, misas de Mozart, de Haydn, oratorios... Pero luego te metes en el mundo de la ópera y cambia el panorama. Hay una balanza entre lo que uno elige y lo que le ofrecen y, a partir de ahí, todo el mundo modela su carrera. Al menos los "mortales", quizás haya un 5% de "no mortales" que cantan lo que quieren, cuándo y cómo quieren.

También ha interpretado muchos papeles alemanes, algo tradicionalmente poco habitual en los cantantes españoles.
Sí, he cantado el Herrufer de Lohengrin mucho (Turin, Barcelona, Bilbao, Salamanca, La Coruña), el Orestes de Elektra en Sevilla con la Scotto y en Toulouse, el Donner en Madrid, el Wolfram de Tannhäuser, el Kurwenal en Las Palmas... Recientemente me han ofrecido el Jochanaan de Salomé, pero dije que no. Por vocalidad es un repertorio que me va muy bien y cuando lo he abordado ha sido con éxito, pero al no hablar el alemán supone un tiempo de estudio mayor al que ya de por sí, exige una ópera de Wagner o Strauss. Estoy muy contento del Kurwenal de Tristán e Isolda que canté en Las Palmas y del trabajo realizado con Mario Pontiggia, que tiene una imaginación impresionante para sacar partido a pocos recursos. Me dijeron que era un papel que hacía muchísimo tiempo no abordaba un cantante español.

Un papel muy presente en su carrera ha sido el de Escamillo, que es más difícil de lo que parece.
Además, es un papel un tanto ingrato, porque no tiene mucho éxito frente a Carmen, Don José y, sobre todo, Micaela, que siempre arrasa. Escamillo tiene su popularísima aria en el acto segundo pero ya como que desaparece. Su dúo con Don José en el acto tercero no es que sea muy lucido musicalmente. He cantado la versión completa del mismo, otras veces con unos cortes, otras con otros. Tengo tres partituras de Carmen y sólo en una de ellas está el dúo completo, pero en las otras no y sobre ello, aún se suele cortar más. Escamillo es, probablemente, el papel que más he cantado y el que me ha abierto la puerta de muchos teatros. Me va muy bien, porque quizás a los bajos les vaya muy agudo y les sea tirante. Lo he interpretado también en el teatro all'aperto en Verona (bajo la dirección de Plácido Domingo) y Orange (con Michel Plasson). Carmen es una obra maestra total y los franceses (la he cantado con Plasson y Lombard) siempre intentan que se mantenga ese elemento francés y no quede postergado por la fuerte presencia de la ambientación andaluza.


 

Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
Ha sido fundamental su reciente debut en el MET (Octubre de 2012) con Il Conte di Luna de Il Trovatore. Hábleme de ello.
Estoy muy contento. Es un debut importantísimo, porque era al mismo tiempo debut en el papel y en el MET. A pesar de que allí se ensaya sobre todo en la sala de ensayos y muy poco en el escenario, tuve la suerte de que el maestro era Daniele Callegari, buen amigo mío, que me ayudó mucho y me dio oportunidad de ensayar con el primer reparto. La sensación es fantástica, la acústica es increíble y desde el escenario aprecias cómo te retorna, cómo te vuelve el sonido. "Il balen" es complicadísimo. En la última página de la partitura para canto y piano de Ricordi no hay ningún silencio para respirar: "Ah l'amor l'amore ond'ardo le favelli in mio favore sperda il sole d'un suo sguardo la tempesta del mio cuor". Luego, termina la cadencia y viene la cabaletta que la hicimos completa.  

¿Le han ofrecido volver?
Me ofrecieron funciones pero sobre todo coberturas, lo que me obligaba a estar allí períodos muy largos, cuando yo ya tenía aquí contratos. No me importa hacer de cover en un teatro tan importante si también me dan funciones, pero cuando ya tienes trabajo aquí, tienes familia, supone cambiar totalmente de estilo de vida y renunciar a contratos de aquí ya pactados. Eran períodos de 5 meses en los que me ofrecían cover en Macbeth y funciones de Lucia. Ahora voy a ir a Washington en octubre donde debutaré La forza del destino y existe la opción de debutar Jack Rance de La fanciulla del West más adelante. De todos modos, mis representantes siguen en conversaciones con el MET y estoy seguro que volveré. El público americano es agradecídisimo y muy cariñoso. Recuerdo una Luisa Fernanda que canté en Miami sustituyendo a Plácido Domingo y la acogida del público fue clamorosa.

Parece ser que Verdi va a ser ya un referente en su carrera a partir de ahora. Por ejemplo, hace poco ha cantao el Germont en el Escorial y San Sebastián.
El Germont fue una de las primeras cosas que hice. Fue en Madrid, en el Teatro de La Zarzuela, en 1995, durante unas funciones para jóvenes con Yolanda Auyanet como protagonista y bajo la dirección de Zedda. En el reparto principal estaba Alfredo Kraus. Para mí fue inolvidable escucharle en directo y poder conocerle. Para mí era un mito y lo sigue siendo. Me impresionó cómo corría su voz y cómo mantenía la voz fresca con tantos años de carrera. Ahora he vuelto al Germont, concretamente el año pasado, en Tarragona, mi ciudad natal. Es otro papel maravilloso, me encanta. Todas las óperas de Verdi tienen algo especial. El "Di Provenza" es un gran aria y además, dificilísima. Estás desnudo, no hay casi orquesta que te sostenga. Es una especie de belcantismo verdiano. En El Escorial también hemos hecho la cabaletta que se suele cortar. Germont es un personaje antipático. Es un señor de una capa social diversa a la de Violetta. Para él es una mera prostituta, aunque en el dúo con ella se da cuenta que no es nada vulgar y se sorprende por ello. Ha sido un placer trabajar con José Bros y con Desirè Rancatore, a la que no conocía y también con el maestro Pietro Rizzo. También voy a debutar el Yago en Palma de Mallorca y tengo en la cabeza, cómo no, el Rigoletto.

Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
Ha recibido el premio lírico del Teatro Campoamor como mejor intérprete de zarzuela y ópera española, un género también importante en su carrera.
Sí, he cantado Luisa Fernanda, El Caserío, Katiuska, Pan y toros o El hijo Fingido del Maestro Rodrigo (en el Teatro de la Zarzuela) que constaba en partitura como "drama lírico". También óperas españolas como Marina, El gato montés, La Dolores, Margarita la tornera... Recuerdo una ópera que canté muy joven La Fada de Enric Morera que era tremenda, con una orquestación totalmente wagneriana. La Dolores también, el final parece La Valquiria. Los compositores de zarzuela de esa época se conportaban distinto cuando componían ópera, en que bebían de las corrientes musicales centroeuropeas y especialmente wagnerianas, a diferencia de Barbieri o Arrieta que eran de influencia italiana. No entiendo, y se lo he dicho muchas veces a sus dirigentes, cómo el Teatro de La Zarzuela no tiene una sede en Barcelona con la afición que hay allí a este género. La próxima temporada volveré a intervenir en la temporada del referido teatro con Curro Vargas de Chapí.


¿Y en el Real y Liceu?
En el Liceu cantaré La Atlántida esta temporada y como inicio de la próxima, La Traviata. Y para el Real estoy en conversaciones para el 2015, aunque no puedo decir el título. Mi relación con Mortier es muy cordial. En el extanjero cantaré el Paolo Albiani de Simon Boccanegra con Plácido Domingo, papel que me dió mucha satisfacción y éxito en el Teatro Real. Cuando me lo ofrecieron dudé, porque era el segundo barítono, pero luego ví que tenía su entidad y presencia en la obra. En la Opera nacional de Pekín afrontaré Cavallería y Pagliacci. Tonio y Alfio en la misma velada.


Su opinión sobre la polémica de las puestas en escena actuales.
Lo bueno de la crisis es que está agudizando el ingenio. Ahora quedarán los más geniales, los que sepan crear una gran espectáculo con poco dinero. Lo principal es crear una historia y una relación de personajes. A veces es un no parar de ver imágenes para distraer. Lo fundamental es el trabajo con los artistas, porque si ponen a tu disposición mucho dinero es todo más fácil y no estimula sacar a relucir ese talento.
 
Fotografía: Antoni Bofill
Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico