CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

CRÍTICA: LA ORQUESTA DE RTVE Y CARLOS KALMAR INTERPRETAN OBRAS DE CARREÑO, CHÁVEZ, VILLA-LOBOS Y BACH. Por Gonzalo Lahoz

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Gonzalo Lahoz
16 de noviembre de 2013
Foto: Leah Nash
LA PRIMERA VEZ

14-11-13. Teatro Monumental. Madrid. Obras de: Carreño, Chávez, Villa-Lobos y Bach. Orquesta de RTVE. Carlos Kalmar, director.

   Dicen que la primera vez nunca se olvida, aunque tengo mis dudas si la Orquesta de Radio Televisión Española va a tardar mucho o más bien poco en olvidarse de las obras que se interpretaron esta jueves en el Teatro Monumental.
  En una clara apuesta personal de Carlos Kalmar, se escogieron nada más y nada menos que cuatro estrenos para la formación pública. La globalidad del programa guardaba un sabor americano, con el añadido final, metido un tanto con calzador, de una obra de Bach orquestada por Edward Elgar.

   Abría la tarde Margariteña, del compositor Inocente Carreño y era prácticamente imposible que a uno no le viniera a la cabeza otra isla musical como es la de Rachmaninov, ambas con una introducción de lo más evocadora, más nerviosa la del venezolano, que a partir de las primeras notas del arpa y un tutti en forte ya recoge uno de los temas principales de la pieza que se irán repitiendo a medida que avanza la partitura, inspirada a su vez en el folkore tradicional, pasando de un grupo de instrumentos a otro.
   No parecía sentirse del todo cómoda la ORTVE, sin identificarse con la música que tocaban, lo cual se hizo más evidente en la Suite de Caballos de vapor del compositor mexicano Carlos Chávez, una obra en cierto modo estática en determinados pasajes y de ritmos complejos que no se terminó de empastar bien por las diferentes secciones de las que, si bien sonaron trabajadas individualmente, no se tuvo la misma sensación en cuanto al conjunto. Faltó energía y brillo en el Tempo di Huapango, resultando lento y descafeinado en demasía.
   En la segunda parte, en una asociación difícil de explicar si no es por el nexo en común de Johann Sebastian Bach, se escogieron una obra de este orquestada por Elgar y una Bachiana de Heitor Villa-Lobos, la número 7, que sin duda fue lo mejor de la noche junto a la orquestación de la Fantasía y fuga BMW537. Bien resuelto el lirismo con el que se abre y cierra la Bachiana, de contenida intensidad en las cuerdas al comienzo y con una medida fuga-conversa final, aunque uno empiece a tener la sensación de que Kalmar siente especial predilección por terminar más forte de lo estrictamente necesario siempre que tiene ocasión.
   Estupendos en sus cometidos los metales y maderas. Con todo, faltó claridad en el concepto y en la forma de desarrollarlo. No brilló la OCRTVE y perdió algo de ese color suyo que la hace bien reconocible. ¿Un chasco? No, ni mucho menos. Pero ya sabemos que hay muchos mitos sobre la primera vez.
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico