Codalario
Está viendo:

CRÍTICA: RECITAL DE SUSANNA CRESPO Y JAUME TORRENT EN LA REIAL ACADÈMIA CATALANA DE BELLES ARTS DE SANT JORDI. Por Silvia Pujalte

  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter
 
27 de enero de 2014
Foto: Jaume Torrent
EN TORNO A JAUME TORRENT

21/01/14. Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi. Barcelona. Obras de Martin i Soler, Mozart, Sor y Torrent. Susanna Crespo (soprano). Jaume Torrent (guitarra).

   Los retratos en las paredes del Salón de Actos, las esculturas al alcance de la mano, la proximidad de los intérpretes, todo invitaba a imaginarnos en una velada a finales del siglo XVIII o primeros del XIX escuchando la misma música que se podía escuchar entonces, porque la primera parte del recital estuvo formada por obras de Martin i Soler, Mozart y Sor.
   Susanna Crespo presentó las cuatro Ariette de Vicent Martin i Soler como canciones "domésticas", corrigiéndose a continuación, cambiando la definición a "camerísticas". Los dos adjetivos son, a mi entender, adecuados, porque doméstico describe muy bien este tipo de canción clásica, elegante y amable, pensada para cantar en reuniones privadas. La soprano comenzó a cantarlas con la voz todavía algo fría pero hizo una bonita versión de la última, La costanza.

   A continuación vino otra muestra de música para cantar en casa, las transcripciones de arias populares, tan habituales en la época; en este caso se trataba de las dos arias de Zerlina en la ópera Don Giovanni de Mozart. A pesar de la intención que puso la soprano, fue la interpretación de Jaume Torrent la que destacó, con el elaborado arreglo para guitarra de Ferran Sor.
  Nuestra estancia en un salón de hace 200 años acababa con otro tipo de canción doméstica, cuatro Seguidillas de Sor, con textos populares y burlones, alejados del ambiente un tanto sofisticado de las Ariette de Martin i Soler pero con un acompañamiento rico y variado. Su encanto y las interpretaciones de Susanna Crespo y Jaume Torrent hicieron que las estas piezas se convirtieran en la perla de esta primera parte y si bien la soprano tuvo algún problema con Las mujeres y las cuerdas también es cierto que tuvo el detalle de ofrecerla como propina al acabar el recital y, entonces sí, su interpretación estuvo a la altura del resto. Un grupo de canciones delicioso.
  
  En la segunda parte del recital tuvimos ocasión de escuchar una obra contemporánea, ocho de las diez canciones del ciclo Per a una sola veu, a partir de poemas de Carles Riba, del propio Jaume Torrent, canciones muy variadas y exigentes para los dos intérpretes. Una primera audición no es ni mucho menos suficiente para apreciar como corresponde una obra, pero cuando esta primera audición te atrapa y te empuja a querer escucharla de nuevo, como ha sido el caso, es una muy buena señal. Preciosas canciones, por ejemplo, Per tres esclats.., Reconciliació i Per amunt la brancada, que hubiésemos podido saborear mejor, todo hay que decirlo, si hubiésemos dispuesto de los textos de los complejos poemas de Riba.
Autor:Sílvia Pujalte
  • txcomparte_facebook
  • txcomparte_twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico