CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

DAVID MENÉNDEZ, barítono: "PRODUCCIONES COMO 'EL JURAMENTO' DE EMILIO SAGI SON LAS QUE PONEN A LA ZARZUELA EN EL LUGAR QUE SE MERECE"

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Aurelio M. Seco
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            37 votos
Foto: Silvia Caselli
El barítono español David Menéndez participa en"El Juramento" de Gaztambide que la Asociación Gayarre Amigos de la Ópera de Navarra pone en escena  hoy a las 20:30 horas en el Baluarte de Pamplona. Firma la producción el director de escena asturiano Emilio Sagi. En el plano estrictamente musical, será Óliver Díaz quien ofrecerá su versión de la obra, al frente de la Barbieri Symphony Orchestra, conjunto del que es director titular.

Hábleme de su papel en "El Juramento"
El personaje se llama D. Carlos, es el sobrino de un conde que tiene como protegida a una joven huérfana que se llama María, de la que D. Carlos está enamorado. Es un papel al que tengo un especial cariño, ya que su interpretación supuso mi el debut en el Teatro de la Zarzuela de Madrid. Es el único personaje que canta una romanza propiamente dicha, con un estilo claramente belcantista. En mi opinión, es una de las páginas de oro de nuestra lírica.

No es la primera vez que trabaja en una producción de Emilio Sagi, un director que ha apostado por este género a lo largo de su carrera. ¿Cómo valora esta producción y la figura de Emilio Sagi respecto al fomento de la Zarzuela?
Mi relación laboral con Emilio Sagi comienza unida a "El Juramento". Transcurría el mes de septiembre de 1999 cuando Emilio Sagi y el difunto Luis Gracia  Iberni me hacían una audición en una de las aulas de la facultad de Musicología. Dos meses más tarde y fruto de esa audición recibía una llamada del Teatro de la Zarzuela para hacer otra con el maestro Miguel Roa, en la que me ofrecerían  cantar el personaje de D. Carlos en esta maravillosa producción, en la que ademas Emilio trata con un gusto especial el momento de mi romanza. Toda la atención se centra en mi personaje, dándome todas las facilidades para poder interpretarla y ofrecerla al publico de la mejor manera que fuera capaz. Estas producciones son las que colocan a nuestra Zarzuela en el lugar que se merece y en este sentido hay que reconocer la labor que Sagi ha hecho y que sigue haciendo. Además de todos es sabido el compromiso que Emilo Sagi tiene con los jóvenes cantantes, ya desde los repartos jóvenes que programaba en su época como director del Teatro de la ZarzuelA. Un ejemplo de ello es su maravilloso montaje de Il viaggio a Reims de G. Rossini en el Rossini Ópera Festival de Pésaro en la que tuve la suerte de participar en una de las ediciones, o más recientemente su montaje de El dúo de la Africana en la academia de perfeccionamiento del Palau de Les Arts en Valencia.

El 22 de junio interpretará la "Novena" de Beethoven en el Auditorio Nacional, a las órdenes de Jesús López Cobos, que dirigirá todas las sinfonías en una sola jornada. ¿Qué opinión le merece el esfuerzo y qué supone para usted participar en él?
Me parece todo un reto para un director dirigir todas las sinfonías en una sola jornada, no sólo por el gran conocimiento de ellas que tiene que tener para afrontarlas todas seguidas y por la gran concentración que tendrá que conseguir a lo largo de las once horas que más o menos pueden durar. Además del gran esfuerzo físico, no solo para aguantar la tensión de toda la jornada, si no por el tiempo de ensayos intensivos que requiere el dirigir a las distintas orquestas que interpretarán las sinfonías. Está claro que sólo un grande como el maestro López Cobos puede afrontar este tipo de retos. Personalmente es un orgullo que el maestro haya querido contar conmigo para cantar la Novena Sinfonía, obra que ya he interpretado bajo su batuta.
Usted es un cantante que siempre se ha preocupado por salir fuera de España. ¿Cuál es su percepción sobre el actual contexto de crisis económica en España y cómo repercute en los cantantes?
Pues digamos que si todos los sectores de la sociedad se ven afectados por este momento de crisis económica que se está atravesando, el mundo de la cultura es uno de los más afectados. Altísimos recortes sumados a la brutal subida del IVA, hace que hayan desaparecido gran número de festivales, ciclos de conciertos, etc., y  los que aún siguen programando tengan que hacerlo con poquísima antelación ya que de una temporada a otra no saben con que presupuesto van a contar. Es muy normal para nosotros que en la actualidad te llamen para contratarte solamente con unos meses de antelación o incluso con pocas semanas. Hace unos años seria impensable  que un cantante en carrera, tuviera disponibilidad de fechas con menos de un año de margen. Por supuesto los caches también se han visto reducidos. Incluso algunos de los más importantes teatros del panorama internacional si han visto obligados a fijar un cache máximo a pagar, sea quien sea el cantante. Está claro que la cultura no es una fuente de riqueza económica pero es una de las mejores cartas de presentación de un país y de su pueblo,y hasta que la clase política no vea la importancia de ello y la cuide en vez de maltratarla seguiremos inmersos en una crisis mucho más importante.
 
A pesar de su juventud, también dedica parte de su tiempo a la enseñanza. ¿Cómo enfoca esta vertiente y que importancia quiere darle en su trayectoria?
Desde hace ya unos años me veo muy atraído por el mundo de la enseñanza y de manera puntual he ido dando clases y participado en algunos cursos. Es muy gratificante ver que aquello que saber lo puedes transmitir y con ello ayudas a tus alumnos a a avanzar en esta difícil carrera. Personas como Eugenia Boix que ha cantado en Oviedo hace un par de temporadas  la Pamina de La flauta mágica en el Teatro Campoamor, Vanessa Navarro que ha ganado ya varios premios en concursos internacionales, el más reciente el premio especial de Zarzuela en el Concurso Internacional de Canto de Logroño, o el tenor Asturiano Jorge Rodríguez-Norton, son algunas de las personas que  han estudiado conmigo y que ya me van dando muchas satisfacciones y con los cuales espero coincidir mucho en los escenarios. En la actualidad colaboro con el curso José Martí que se realiza en Lliria ( Valencia) y en el que también dan clase Ana Luisa Chova, Enedina Lloris, Robert Expert, Isabel Rey, etc.. Siendo un lujo para mi formar parte de este elenco de profesores. Este año impartiré el  II Curso de técnica vocal e interpretación para cantantes y pianistas en el Auditorio Valey de Castrillón (Asturias), junto a la repertorista Husan Park.
 
¿Cuáles son sus próximos compromisos?
Tras "El Juramento de Pamplona me voy a Leverkusen (Alemania), donde los días 15 y 16 cantaré la Misa nº5 As-Dur D 678 de F. Schubert en la Bayer Kulturhaus con la Orquesta L´arte del Mondo y el RIAS Chamber Choir bajo la dirección de Werner Ehrhardt. Este concierto lo repetiré el 23 de noviembre en  la Philharmonie Berlin Kammermusikaal de Berlin. Una vez regrese de Alemania, ya el 22 de junio cantaré en el Auditorio Nacional en Madrid la 9ª Sinfonía de Beethoven bajo la dirección de J.López Cobos y para finalizar la temporada, en agosto regresaré a Alemania donde interpretaré La cambiale di matrimonio de G. Rossini en el Festival de Ingolstadt, en esta ocasión bajo la dirección de Massimo Spadano. Entre medias trengo la suerte de poder seguir teniendo huequecitos para poder dar alguna clase, entre el 24 y el 28 de junio impartiré clases, un año mas, en el Curso Internacional de Música José Martí. Y del 8 al 13 de julio el II Curso de Técnica Vocal e Interpretación para Cantantes y Pianistas en el Auditorio Valey de Castillon.
¿Qué papel le gustaría hacer que todavía no le han ofrecido?
Por suerte, aún hay muchos papeles  que me gustaría hacer, y que poco a poco me van ofreciendo. Le tengo muchas ganas a Escamillo de Carmen de Bizet por ejemplo o a Valentín de Fausto. También hay muchas obras sinfónicas que me apetece hacer y que ya tengo algunas propuestas por ejemplo La Creación de Haydn o el Elías de Mendelssohn.

¿Vocalmente, cómo se está desarrollando su voz? ¿Hacia dónde está yendo?
Digamos que que cada vez estoy más cómodo en el repertorio que hago y que esperó seguir afrontando durante mucho más tiempo. Tengo la suerte además  de que me están requiriendo para hacer más repertorio barroco lo cual me obliga tener a punto la agilidad, la ductilidad, el canto más puro,.... Pero por otra parte comienzo a hacer incursiones en repertorio un poco más grande, después de haber cantado Manojo de rosas me di cuenta que mi voz se desarrollaría si comenzara a afrontar un repertorio un poco más "grande", eso sí, con cautela. A esto me refiero con Escamillo, Enrico de Lucía , Marcello de Bohème, Réquiem de Verdi o Stabar Mater de Rossini. No me refiero a los grandes papeles barítono verista o verdiano. Esos no han pasado por mi mente ni como fantasía.
 
 
Foto: Silvia Caselli
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico