CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

CRÍTICA: APETITOSA RACIÓN DOBLE DE SERRANO EN EL TEATRO DE LA ZARZUELA DE MADRID. Por Arian Ortega

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Arian Ortega
20 de enero de 2013
La reina mora y Alma de Dios, convencen en el Teatro de la Zarzuela de Madrid
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            26 votos
LA RECOMPENSA DE UN BUEN TRABAJO

 

La Reina Mora/Alma de Dios (José Serrano). 19/01/13, Teatro de la Zarzuela. Cristina Faus (Coral/María Carmen), Aurora Frías (Mercedes/Sunsión), Ruth González (El niño de los pájaros), César San Martón (Esteban), Alejandro Roy (Húngaro). Miguel Caiceo, Sonia Castilla, Amara Carmona, Esther Ruiz, Juan Manuel Cifuentes, Paco Ochoa, Jesús Castejón, Cristina Serrato, Alfredo Alba, Cristina Marcos, Manuela Velasco, Joaquín Climent, Tomás Pozzi, Jesús Alcaide. Jose María Moreno (Dirección Musical. Jesús Castejón (Director de Escena).

  El Teatro de la Zarzuela repone, año sí, año no, diversos títulos ya vistos en los últimos años. Quizá por ello, este programa doble ha sido recibido con una apreciable asistencia de público, que llenó en platea y palcos,  pero que estuvo algo más aliviado en Paraíso. Nada mal, teniendo en cuenta el número de funciones, y una muestra, en fin, de la curiosidad y ambición del público por dos obras que no se ponen en escena desde hace varias décadas.
      Hablamos de La Reina Mora/Alma de Dios, del prolífico compositor de obras como El trust de los Tenorios, visto la pasada temporada, La canción del olvido o Los de Aragón, por no citar las más populares. La primera de las obras sufrió una modificación la noche de nuestra función, ante la cancelación de última hora de la actriz cantante española Charo Reina, lo que obligó a cortar buena parte del texto. Esta primera pieza, ambientada en Andalucía, contó con una mayor presencia de cantantes, al contrario que la segunda, que comentaremos después. De entre ellos, cabe destacar al Niño de los pájaros, interpretado con un hermoso y juvenil timbre por la soprano canaria Ruth González, a quien ya hemos tenido oportunidad de oír en varias ocasiones.
      También sobresalió Cristina Faus en el papel protagonista, mostrando una voz bien coloreada, limpia y cubierta en el agudo, aunque un mayor cuidado en la articulación no le habría venido nada mal. Más comprometida resultó su cometido como María Carmen en la zarzuela posterior, de tesitura demasiado grave para sus características vocales. Por su parte, César San Martín no tuvo tiempo para destacar en su breve dúo, si bien se apreciaron buenas intenciones en el canto. De entre los actores, es preciso hablar de Miguel Caiceo en el papel de Miguel Ángel, típico ejemplo de señor cotilla, aplicable a cualquier ciudad española que se precie. Juan Manuel Cifuentes derrochó simpatía con un Don Nuez de lo más cómico y un fraseo de lo más cerrado. En el papel de Tío Zuro en la siguiente obra todavía se encontró más cómodo.

      En un nivel claramente superior, hemos de destacar la fantástica versión que de Alma de Dios ha realizado Jesús Castejón, que ejerció de cantante, actor y director de escena. En la primera de las obras se diseñó un bello palacete sevillano, y en la segunda, un fantástico complejo, ora casa del Señor Matías, ora iglesia y hasta casa gitana, todo con un toque vintage irresistible, que perfumó el Madrid de los 60. Castejón jugó con la escenografía, cuidando al detalle la entrada y salida de los actores y perfilando algunas frases de enorme ingenio.
      El aspecto actoral resultó impecable. Mérito compartido con la fabulosa Ezequiela de Cristina Marcos,  que estuvo divertidísima e irónica en escena, y ofreció un recitado natural (al igual el resto del reparto), sin esfuerzos innecesarios. Manuela Velasco, actriz conocida y de actualidad, por compaginar cine, televisión y teatro, resultó idónea en el papel de Eloísa y Joaquín Climent (Don Adrián) aportó el punto de seriedad a la enrevesada trama.
      La ovación de la noche la redogió el tenor asturiano Alejandro Roy  en la interpretación de la bellísima romanza del Húngaro, "Canta mendigo errante". Poseedor de un material robusto, levemente oscuro, Roy se entregó desde el comienzo y se ganó al público por presencia, aunque se note que ya comienza a pesarle más de la cuenta el instrumento, resultando el agudo conclusivo, tirante, totalmente engullido por la orquesta. Se subió a la tarima José María Moreno, joven artista que se reafirmó como un buen director de orquesta Moreno obtuvo un atractivo sonido de la orquesta, matizado con suaves giros de muñeca y dotándole de casticismo y armonía, tanto los primeros compases del preludio de Alma de Dios, claramente belcantistas, como las fanfarrias y danzas de la zarzuela ambientada en Madrid. El coro, en su pequeña intervención, estuvo gritón y, desde luego, mejor en la sección masculina.
       Hace un par de días, en el acto de presentación de la obra, Paolo Pinamonti, intendente del teatro, decía que no existía diferencia alguna entre los distintos repertorios musicales. Simplemente había música buena o mala. Como en todo. Y añadió que lo fundamental en este género es el canto y que, por tanto, hay que servir lo mejor posible a la partitura, por muy insignificante que sea el papel, y que todo trabajo bien elaborado y estudiado tiene su recompensa. Hacemos esta reflexión porque, entre todo tipo de aficionados, existe cierto sector digamos, nuevo, que arremete una y otra vez contra el aficionado vulgarmente llamado "tradicional", término que reconozco no conseguir asimilar todavía. ¿Se es tradicional cuando a uno le gustan joyas como Doña Francisquita?, ¿por preferir el canto o la música a otros aspectos de una representación?, ¿por querer que te cuenten en escena lo que el libretista te quería contar? Culpables muchos, entonces.
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico