CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

ELDAR NEBOLSIN, PIANISTA: 'NO TODOS LOS ARTISTAS TENEMOS QUE SENTIRNOS A GUSTO EN LA CRESTA DE LA OLA MEDIÁTICA"

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Aurelio M. Seco
20 de julio de 2011
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            443 votos

 La Voz de Asturias (Sábado, 16/07/11)

El prestigioso pianista uzbeco Eldar Nebolsin dio comienzo el pasado sábado (16/07/11) al ciclo musical "Atardeceres musicales en Valdediós", con un recital  en el salón de actos del Monasterio de San Salvador de Valdediós (Villaviciosa) en el que interpretó obras de Beethoven, Liszt y Schubert.

- Visita Asturias con un programa bastante especial.

- Está enfocado al papel de Liszt como compositor, pero también a su trabajo como transcriptor. En el recital de Valdediós interpretaré una obra original de Beethoven, pero también una transcripción escrita por Liszt de algunas de sus canciones. Todo el programa, que vengo de tocar en Estados Unidos, también estará dedicado a Schubert.

- Su disco grabado para Naxos con obras de Schubert ha tenido muy buenas críticas.

- Estoy contento con el disco. He grabado las Sonatas para piano números 4 y 13 y la Fantasía Wanderer . Sin embargo, no me he quedado del todo a gusto con la sonoridad del piano que, para Schubert, quizás era demasiado metálica. Hay ocasiones en las que te tienes que conformar con lo que hay.

¿Tiene algún compositor predilecto? Intento que mi repertorio sea lo más extenso posible.

- El año pasado interpreté con frecuencia a Chopin porque coincidió con el bicentenario de su nacimiento, pero en la actualidad toco mucho Beethoven y Schubert y, el año que viene, tengo algunos proyectos para interpretar varios conciertos de Mozart.

- ¿Un pianista de su categoría nota la crisis?

- Por supuesto. Este año he visto como se cancelaban varios interesantes proyectos por problemas presupuestarios derivados de la actual crisis económica. Incluso ciclos enteros. He sentido especialmente uno que iba a realizar en Corea. Además, las orquestas intentan reducir costes introduciendo programas que precisen de menos músicos.

- ¿Abunda demasiado la superficialidad artística?

- Sí, y no sólo en el mundo del arte, sino en la vida en general. Es preocupante, porque es una situación que cada día va a más. Es muy triste observar como en el mundo de la música pop apenas existe la crisis y, sin embargo, en el de la música clásica está siendo muy profunda, precisamente porque lo que el público consume tiende a ser cada vez más superficial.

- ¿Cree que todavía hay alguien que recuerde nombres como el de Dinu Lipatti?

- Lamentablemente, para la mayor parte de la gente los grandes artistas del pasado están olvidados. Nombres como el de Lipatti o Vladimirovich Sofronitsky son pianistas conocidos para profesionales de la música pero, por desgracia, no para el público. Personalmente, poseo numerosas referencias discográficas de su trabajo. Muchas veces prefiero oír una de sus grabaciones que asistir a cualquier concierto en directo.

- Llama la atención que a su calidad pianística no siempre le corresponda una idéntica imagen mediática.

- No todos los pianistas tenemos por qué sentirnos a gusto en la cresta de la ola mediática, como puede ser el caso de artistas como Yundi Li o el propio Lang lang. Personalmente, he elegido llevar una carrera en la que no tenga que tocar excesivos conciertos. Prefiero concentrarme en mejorar la calidad e intensidad de cada ocasión. Esa es una de las razones por la que no me he preocupado demasiado de potenciar mi carrera a nivel mediático, pero también existen otras, relacionadas con las circunstancias vitales que nos tocan vivir.

- ¿Se refiere al momento en el que se sentía incómodo encima de un escenario?

- Aquello fue un período de búsqueda y cambio personal que, de alguna u otra forma, todo el mundo acaba pasando. En la vida, cuanto más frágil seas artísticamente, más propenso eres a tener estos procesos de cambio, incertidumbre y búsqueda.

- Mucha gente destaca su modestia.

- Soy poco ambicioso respecto a mi carrera, número de conciertos y cachés, pero bastante en lo que se refiere a crecimiento personal y artístico. Soy feliz aprendiendo cada día en mi relación con determinados músicos, pero lo que venga en forma de contratos e imagen mediática no me interesa tanto.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico