CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

JUAN DIEGO FLÓREZ: 'QUIERO SEGUIR CANTANDO RIGOLETTO'

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Aurelio M. Seco
19 de febrero de 2011
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            947 votos

 Juan Diego Flórez es el más importante tenor ligero de la actualidad. Tras la anulación definitiva de su recital ovetense, el próximo lunes, día 21 de febrero, ofrece su primer concierto en Colombia, en el Teatro Jorge Eliecer Gaitán.

 - Últimamente se le ve bastante sensibilizado con cuestiones humanitarias y benéficas ¿Cómo se está desarrollando el Sistema de Orquesta Infantiles y Juveniles de Perú que preside?

-  Estoy muy concentrado en mi Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles en el Perú. El año pasado me quedé muy impresionado  cuando visité Venezuela para hacer un concierto con Gustavo Dudamel y pude comprobar los grandes alcances que el Sistema creado por el maestro Abreu producía en el ámbito cultural y social. Es algo que creo muy necesario también para la infancia y juventud de mi país. Me gusta sentirme útil, sobre todo si puedo ayudar a que en mi país las cosas puedan mejorar algo en el campo socio-cultural. 

- Ernesto Palacio ha dicho en alguna ocasión que a usted  no le importaría dejar de cantar dentro de unos años ¿Qué haría entonces?

- Es la verdad. Esta carrera es maravillosa y me siento un afortunado,  pero tengo muchos otros intereses en la vida que también me gustaría desarrollar. Como artista siempre trato de dar lo mejor de mí, y esto requiere una vida muy controlada y sacrificar muchas cosas.

- ¿Qué es para usted lo más importante?

- Mi familia es muy importante, y ahora que estoy por tener un hijo quiero poder pasar con él el mayor tiempo posible. Tanto él como mi esposa Julia viajarán  frecuentemente conmigo, pero también quiero pasar con ellos tiempo de relax en mi casa. La paternidad es algo que estoy esperando con ansia. Verificaré sobre la marcha las sensaciones nuevas que esto me traerá. Hasta ahora, mi vida familiar la he llevado adelante con facilidad gracias a que mi esposa Julia me ha acompañado siempre en mi carrera. En otro orden de cosas, también disfruto jugando al tenis y al fútbol, frecuentando mis amistades y componiendo.

- Usted formará parte del Consejo Consultivo del Ministerio de Cultura de Perú. ¿Ha pensado alguna vez seriamente usar su popularidad para introducirse en el mundo de la política?

- Sinceramente, no. La política no es algo que me interese en sí misma. No obstante, cuando nuevo Ministerio de Cultura del Perú se puso en contacto conmigo a través de su ministro  y yo acepté con gusto su oferta,  porque creo que si puedo  contribuir en algo a que las cosas mejoren dentro del marco de la cultura en mi país, no solo estoy obligado por mi posición sino que me da mucho gusto poder hacerlo.

-  ¿Volverá a afrontar el papel del Duque de Mantua?

- Sí, lo volveré a cantar en el 2012 en Zurich. Se dijeron muchas cosas sobre mi participación en el "Rigoletto" del Teatro Real: que lo había dejado porque no era para mí, etc. Es un papel que  quiero seguir haciendo en teatros adecuados. Cuando opté por no hacerlo en Madrid, era simplemente porque la producción era muy abierta, no ayudaba a las voces y eran al menos ocho funciones. Además, luego tenía el "Barbero" en el Covent Garden  y la "Zelmira" en Pesaro. No podía permitirme no llegar en forma para estos dos compromisos.

- ¿Finalmente no cantará en el centenario del descubrimiento del Machu Pichu?

- Se me ha invitado pero no podré participar. No obstante, en el 2012, Gustavo Dudamel y yo ofreceremos un concierto allí.

-  ¿Toma a Kraus como modelo de canto en algún aspecto?

- Mi respeto y admiración por Alfredo Kraus es muy grande, y no sólo por su canto sino por cómo llevó su carrera.

- ¿Ya ha pensado qué camino seguir  cuando el tiempo haga mella en su voz?

- Indudablemente, con los años se pierden facilidades musculares y las cosas más virtuosísticas se hacen más difíciles. No puedo imaginar mi futuro y tampoco sé cómo evolucionará mi voz. Espero haber tomado las decisiones apropiadas en este momento, y que en el futuro suceda lo mismo. Pero quisiera decir algo que considero importante: para mí, la perfección de un canto es ya algo bello de por sí. No creo que únicamente el timbre de una voz represente por sí mismo toda la belleza del canto: un fraseo adecuado, un control del "fiato", un agudo bien logrado y tantas otras cosas más de la técnica del canto también lo son. Aspectos que estuvieron dentro de las características del canto de Alfredo Kraus hasta el final, y eran bellas de por sí.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico