CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

PEQUEÑA RADIOGRAFÍA OPERÍSTICA DE ESPAÑA EN 2012. Por Rubén Martínez

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Rubén Martínez
2 de enero de 2013
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            46 votos

      Las estadísticas de esa joya que es para los aficionados la web www.operabase.com ; registran que desde el 1 de enero al 31 de diciembre de 2012 tuvieron lugar 591 representaciones líricas en 18 ciudades del territorio español, incluyendo ópera, zarzuela, recitales, conciertos y espectáculos infantiles.
      Con el margen de error que estos datos puedan tener, sobre todo en un año especialmente complicado para las dotaciones presupuestarias de los teatros como ha sido el 2012 y donde hemos sido testigos en demasiadas ocasiones de la aplicación de EREs en las plantillas de los teatros así como de recortes y suspensión de espectáculos programados, nos puede servir para darnos una idea del desarrollo de este tipo de espectáculos en nuestro país.
      Son datos que palidecen, en cualquier caso, al lado de Alemania (7.635 representaciones en 102 ciudades), Austria (1.489 representaciones en 21 ciudades), Francia (1.375 representaciones en 44 ciudades) o incluso Italia (1.213 representaciones en 50 ciudades), a pesar de la crisis que asola también a este país.
      La reducción de subvenciones y presupuestos han obligado a la gran mayoría de teatros a programar con lo que podríamos denominar "criterios de taquilla": hay que vender entradas y en tiempos de crisis este objetivo es casi prioritario. Es evidente que no se puede pretender que la cultura otorgue beneficios y que el importante coste de una producción se amortice exclusivamente a través de cuotas de socios, patrocinios y venta de localidades. Ello determinaría un precio tan elevado en las localidades que haría el espectáculo más elitista de lo que muchos ya lo consideran (de una forma muy poco objetiva en muchas ocasiones). En cualquier caso sí se ha constatado una notable subida en el precio de las localidades en muchos coliseos líricos de nuestro país durante los últimos años que ha culminado en el aumento del IVA a partir de septiembre del pasado año. No es de extrañar, por tanto, que sean cada vez más frecuentes iniciativas de descuentos de última hora destinados a todo tipo de público, aunque prioritariamente los jóvenes hasta 30 años, para lograr un incremento en la venta del aforo.

      Los títulos más programados durante 2012 en España han sido La Flauta Mágica (5 ciudades), Lucia (4) y Madama Butterfly (4). Por compositores el podio está constituido por Verdi (67 representaciones en 8 ciudades), Puccini (65 representaciones en 9 ciudades) y Mozart (39 representaciones en 7 ciudades). En el cuarto puesto nos encontamos a Donizetti (29 representaciones en 6 ciudades) y en el quinto a Wagner (14 representaciones en 4 ciudades). En un intento de hacer un repaso al recientemente finalizado 2012 el que escribe ha pretendido destacar un espectáculo por cada mes, siempre tratándose de títulos o eventos que ha tenido la fortuna de poder presenciar en el teatro.

 

ENERO: PETER GRIMES (OVIEDO)

       El magnífico tenor australiano Stuart Skelton hizo su debut en Oviedo por la puerta grande, con uno de los roles que ha convertido en una auténtica creación. Su voz gruesa, abaritonada y brutal impactó profundamente en el Campoamor así como sus dotes actorales. El que escribe pudo asistir a las cuatro representaciones de la obra y el nivel fue siempre altísimo si bien la función más redonda, cercana a la perfección, fue la última de ellas. Espléndida producción de David Alden, claustrofóbica y opresiva. Memorable la actuación del coro de la ópera de Oviedo en lo que, sin duda, ha supuesto el mayor reto al que se ha enfrentado consiguiendo salir airoso del compromiso con un resultado brillante. Momentos como los "Peter Grimes" corales en el tercer acto o la escena final de Skelton con las luces del foso apagadas y el coro sonando desde el vestíbulo del teatro quedarán en la memoria de los aficionados ovetenses como una de las experiencias más intensas de los últimos años. No en vano ha sido galardonada como la mejor producción del año en los premios líricos Teatro Campoamor fallados recientemente.

 

 

 

Celso Albelo

      FEBRERO: L'ELISIR D'AMORE (BILBAO)

      También galardonado en los premios líricos Teatro Campoamor como mejor cantante masculino de ópera nos encontramos al tenor canario Celso Albelo por su interpretación de Nemorino en las funciones de L´Elisir d'amore que tuvieron lugar en Bilbao del 18 al 27 de febrero. Albelo presentaba en ABAO el que quizás sea su mejor carta de presentación internacional y que ha paseado ya por gran número de teatros (en septiembre pudo hacerlo en Viena y debutará en el Teatro Real de Madrid la próxima temporada con este mismo papel) encontrándose sin duda en un momento dulce de su carrera (apenas hace dos años le fue otorgado el premio Teatro Campoamor al cantante revelación por sus Puritani en Coruña).
      En la cuarta función hubo de conceder el bis de la furtiva lagrima ante las ovaciones del público aunque la función presenciada por el que escribe fue la del estreno. Acompañado por la Adina de Mariola Cantarero (solvente pero con cierta dificultad en los pasajes de mayor coloratura y ligereza) y unos Belcore y Dulcamara más que solventes en las voces de Luca Salsi y Bruno de Simone, se ofreció la conocida producción de Mario Gas que traslada la acción a la Italia fascista y cuya acción se centra en un patio de vecindad. Merece destacarse igualmente el gran Nemorino ofrecido en la función popular (Opera Berri) por el tenor bilbaino Mikeldi Atxalandabaso, con un enfoque diverso al de Albelo y en condiciones de salud complicadas, que con gran mérito supo ofrecer junto a la Adina de Rocío Ignacio, una gran función.

Plácido Domingo

MARZO: THAIS (VALENCIA)

      El 25 de marzo se estrenaba en Les Arts de Valencia la Thais de Massenet con un protagonista de excepción: Plácido Domingo debutando el rol de Athanael a los 71 años (oficiales) de edad, con una desenvoltura escénica envidiable y una resistencia física digna de admiración en una producción como la firmada por la alemana Nicola Raab, extenuante y terriblemente exigente en más de una ocasión como en la escena de la travesía por el desierto. Aunque los numerosos detractores de Domingo le tilden con menosprecio de fenómeno de masas no deja de ser admirable la energía, vitalidad e ilusión que llevan a una persona que lo ha conseguido todo en el mundo de la lírica a tener el deseo de seguir aprendiendo nuevos roles del registro (que no color) baritonal que el paso de los años y el hecho de no haber tenido nunca facilidad para las notas más agudas le han permitido conservar. La frescura e intensidad con la que Domingo emite su mermada extensión tenoril así como el refuerzo de unas notas graves sorprendentemente sonoras en el teatro le permitieron salir airoso del desafío si bien se notaba la inseguridad de quién no estaba aún lo suficientemente familiarizado con el rol. La soprano sueca Malym Biström fue una convincente Thais así como el Nicias de Paolo Fanale que sustituía a un inicialmente previsto Celso Albelo.

ABRIL: DIE TOTE STADT (BILBAO)

      Lo mejor de estas funciones que se ofrecieron en la ABAO durante la última parte del mes de abril fue la espectacular producción de Willy Decker, estrenada en Viena y llevada posteriormente a Salzburgo, Londres, Paris y San Francisco. En 2010 se presentó en el Teatro Real de Madrid, posteriormente se llevó a Barcelona y finalmente llegó a Bilbao. La producción tiene una fuerza increíble en la resolución de las numerosas escenas oníricas que pueblan la partitura. La resolución de la procesión en Brujas del tercer acto o el paso a la alucinación del protagonista en el primero son magistrales. Además es de agradecer en una partitura tan densa como la de Korngold  y en un recinto tan ingrato para las voces como el Euskalduna que la escenografía fuese cerrada a modo de caja escénica en la mayoría de los cuadros, lo que contribuyó a la proyección de los cantantes. Muy destacable la prestación de Robert Dean Smith como Paul en un papel de tesitura endiablada y agradable sorpresa la del barítono finlandés Tommi Hakala en el papel de Frank.

MAYO: ADRIANA LECOUVREUR (BARCELONA)

      Estas funciones de la Lecouvreur de Cilea en Barcelona se cuentan para el que escribe entre lo mejor presenciado durante 2012. La producción de David McVicar es una delicia. Se estrenó en el Covent Garden de Londres a finales de 2010 contando como pareja protagonista con Angela Gheorghiu y Jonas Kaufmann. Coproducción con Viena, San Francisco y Paris, ésta se mantiene fiel a la esencia de una ópera que tolera mal los cambios temporales o escénicos y en la que se respeta con elegancia la esencia del teatro dentro del teatro, omnipresente en toda la partitura. Ofrecida con un triple reparto pude asistir a funciones protagonizadas por Barbara Frittoli y Roberto Alagna así como por Daniela Dessì y Fabio Armiliato. Teniendo un particular hacia el tenor genovés hemos de admitir que la prestación de Frittoli y Alagna fue superlativa y que contaron con la inestimable e imprescindible colaboración del maestro Maurizio Benini. Particularmente emotivo el Michonnet ofrecido por Joan Pons a las puertas de su retiro profesional que tendría lugar unos meses después como Amonasro.

Martina Serafin

JUNIO: CONCIERTO DE CARLO VENTRE & MARTINA SERAFIN (BILBAO)

      El 2 de junio se pudo presenciar en el Palacio Euskalduna un concierto que bajo el título "passione d'amore" programaba la presencia del tenor Marco Berti y de la soprano Martina Serafín en un repertorio de arias y dúos de amor del repertorio verista. Una repentina cancelación de Berti, quién se encontraba cantando Pollione en Turín, puso en serios apuros a la dirección artística para encontrar con apenas 3 días un sustituto disponible y capaz de asumir el repertorio del concierto. Afortunadamente el tenor uruguayo Carlo Ventre se encontraba programado en el tercer reparto de las Lecouvreur del Liceu y se le dio el permiso necesario para poder acudir a Bilbao. Un acierto total con el cambio y un aplauso para la capacidad de reacción de la dirección artística de ambos coliseos. El mayor interés de la velada recaía en la soprano austriaca que no se deja ver con facilidad por el territorio español. De centro ampuloso, graves plenos y abundante metal demostró que es una auténtica soprano lírico-dramática que convenció especialmente en la "mamma morta" y en el "vissi d'arte". Ventre lució por su parte el que es, en la actualidad, uno de los mejores registros agudos del panorama tenoril, recogiendo ovaciones en el "nessun dorma" y ofreciendo un dúo final de Chénier  electrizante.

JULIO: AIDA (BARCELONA)

      Muchos son los que reniegan de la famosa escenografía de Mestres Cabanes y de que se haya presentado en el Liceu en 4 temporadas distintas desde su reestreno en el año 2000. También parece políticamente incorrecto el destacar una obra tan trillada y "carne de Arena de Verona" como es la Aida del maestro Verdi pero es que es una auténtica obra de arte, una joya compositiva y cuando se asiste a una lectura como la ofrecida por el maestro Renato Palumbo uno redescubre el por qué de la admiración hacia el maestro de Busetto. Sin duda, para el que escribe, fue el auténtico protagonista de estas funciones por más que se produjese también el debut de Sondra Radvanovsky en el Liceu que particularmente no está entre mis favoritas en este rol, aún reconociéndole sus méritos indudables, o que supusiese el adiós profesional a un emblema lírico como el barítono Joan Pons. Estas funciones también permitieron constatar la decadencia del tenor siciliano Marcello Giordani quién unos meses más tarde, en la Forza del destino, recibió sonoros abucheos que le hicieron abandonar la producción prematuramente.

Celso Albelo

AGOSTO: CONCIERTO DE CELSO ALBELO & IRINA LUNGU

      El 29 de agosto se abrió oficialmente el festival coruñés con un concierto ofrecido por el tenor Celso Albelo y la soprano rusa Irina Lungu, quién ya era conocida del público por su rol de Adina en un Elisir anterior. De Albelo poco se puede decir ya que no hayamos dicho. Sólo indicar que fue la primera vez en la que se pudo escuchar la escena completa del Percy de Anna Bolena con orquesta (vivi tu - nel veder la tua costanza). Lungu ofreció una voz que es una joya y los dúos con Celso como el "vieni fra queste braccia" de Puritani quedaron para el recuerdo. El maestro Daniel Oren demostró lo que es hacer belcanto y el trabajo fue minucioso así como el entendimiento con los cantantes.

Leo Nucci

SEPTIEMBRE: NABUCCO (A CORUÑA)

      El 8 de septiembre fuimos testigos una vez más del milagro vocal llamado Leo Nucci. De nuevo nos plegamos ante la admirable juventud de sus cuerdas vocales pasados los 70. Fue una función única que hizo las delicias del respetable donde además se contó con uno de los mejores Zaccaria de la actualidad, el bajo brasileño Luiz-Ottavio Faria, quién pareció hacer fácil un rol tan endiabladamente exigente. La soprano portuguesa Elisabete Matos cantó con valentía el temible rol de Abigaille, precursor vocal de Lady Macbeth, aunque su prestación quedó un poco por debajo de lo esperado. Mal que les pese a algunos Nucci ofreció el bis de la cabaletta "O prodi miei" en generoso gesto a la petición del respetable.

Arturo Chacón Cruz

OCTUBRE: LUCIA DI LAMMERMOOR (OVIEDO)

      Las funciones de Lucia que tuvieron lugar en Oviedo durante el mes de octubre fueron especiales para el que escribe por el placer de poder descubrir al tenor mexicano Arturo Chacón-Cruz. Es cierto que su acercamiento al personaje de Edgardo dista de seguir los cánones belcantistas del maestro Kraus pero comparto la opinión del tenor de que la ópera es ante todo emoción y, sin duda, la versión que nos ofreció en su debut en el rol estuvo desbordante de esa pasión, para algunos excesiva, pero siempre he preferido el acercamiento a este papel al estilo Carreras ya que considero que siendo un rol belcantista, la historia del libretto es de un dramatismo tan exacerbado que es lícito este tipo de aproximación. La intensidad de la escena final y sobre todo del "tu che a Dio" fue mágica, ayudada en parte por la preciosa iluminación de esa escena en la producción de Emilio Sagi ya conocida por el público ovetense. La presencia de Cantarero como Lucia resultó correcta aunque una vez más se puso en evidencia que su instrumento está pidiendo paso a un repertorio más lírico. Espectacular el Raimondo ofrecido por Simón Orfila en lo que podríamos catalogar como su mejor prestación en la temporada ovetense de un cantante que está en un momento óptimo y que dentro de unos años puede ser una auténtica referencia. Muy destacable igualmente la presencia de Albert Casals y Sabina Puértolas en el reparto popular de este título.

NOVIEMBRE: KRÓL ROGER (BILBAO)

      La presencia del barítono polaco Mariusz Kwiecien siempre es motivo de regocijo para el aficionado. Desde su debut en España allá por 2003 en un Don Giovanni ofrecido precisamente en Bilbao ya se podía vaticinar que la ascensión de este joven cantante sería meteórica y así fue, de tal modo que se ha convertido en el referente del Metropolitan de Nueva York en roles de belcanto y Mozart. También suponía un aliciente la nueva coproducción de ABAO con el teatro Wielki de Poznan, con un último acto ciertamente rompedor y con una escena final impactante durante el himno al sol magistralmente interpretado por Kwiecien. Una sorpresa muy agradable comprobar como José Luis Sola pudo perfectamente con el complicado papel del Pastor y con la densísima sonoridad orquestal.

 

DICIEMBRE: AGRIPPINA (OVIEDO)

      No cabe duda de que  la directora de escena Mariame Clement tiene ideas, buenas ideas, y que sus planteamientos escénicos suelen gozar de una coherencia con la trama, la música y el argumento difícilmente encontrables en otros colegas. Se trata de una coproducción de Oviedo con la Vlaamse Opera, se había estrenado en Gante a finales de octubre con un reparto muy distinto (de hecho sólo el Pallante de Joao Fernández se mantenía en ambas producciones) y que sitúa la acción en un set de rodaje de una típica serie de televisión de los ochenta con el argumento del poder y las formas de lograrlo al más puro estilo de Dallas o Dinastía. Con un elenco de buen nivel sólo cabe echar de menos unos mejores Narciso y Pallante en el aspecto vocal. Destacaron la Agrippina de Bonitatibus y el Ottone de Sabata. Muy correctas pero quizás demasiado similares tímbricamente el Nerone de Serena Malgi y la Poppea de Elena Tsallagova. La OSPA hizo un buen papel, no siendo una formación especializada en este repertorio, con un cuidado trabajo de Benjamin Bayl. La forma en la que el público aceptó y agradeció la propuesta de Clement indica un grado de madurez importante en el público ovetense quién no recibió del mismo modo alguna producción anterior de esta directora.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico