CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

LEO NUCCI: "LOS CANTANTES ESPAÑOLES E ITALIANOS SON LOS ÚNICOS CAPACES DE INTERPRETAR BIEN EL "BEL CANTO"

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Aurelio M. Seco
30 de noviembre de 2011
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            124 votos
Foto: Jocar Gonzabe

 La Voz de Asturias (Domingo, 27/11/11). Foto: Jocar Gonzabe

El barítono italiano Leo Nucci es uno de los más importantes cantantes de la actualidad, un auténtico mito viviente del mundo de la lírica que, el pasado sábado 26 de noviembre, deleitó a los aficionados asturianos con un recital en el Teatro Filarmónica de Oviedo, ofrecido conjuntamente con el tenor Celso Albelo, con motivo del IX Concierto homenaje a Alfredo Kraus, organizado por la Asociación Lírica Asturiana que lleva el nombre del mítico tenor canario. Ambos estuvieron acompañados por el pianista Juan Francisco Parra.

-  Celso Albelo ha dicho que sigue sus consejos.

- Conocí a Celso en un curso de dirección que impartía mi amigo Carlo Bergonzi, quien me dijo: "Leo, aquí hay un tenor que debes escuchar". Celso cantó "I Puritani", un título muy difícil, con unos agudos increíbles. Nuestra amistad dio comienzo en aquel momento. Lo más interesante de Celso Albelo es que representa un estilo de canto que está dentro de la  tradición operística italiana. Los cantantes italianos y españoles son los únicos capaces de interpretar el bel canto correctamente, gracias su sentido del "legato". Por supuesto, hay buenos cantantes de otras nacionalidades, pero no poseen esta cualidad de estilo que, para cantar este tipo de repertorio, es fundamental.

- ¿Qué aconsejaría a los jóvenes cantantes?

- Dar consejos es algo muy difícil. Cuando alguien te los pide, normalmente no te hace caso. Pero sí me gustaría transmitir la idea de que la ópera es, sobre todo, una disciplina, como la que pudiera tener un militar. Conseguir resolver ciertos problemas de "fiato", colocación o "legato" requieren de muchas horas de estudio, y sin ellas no se puede crecer como cantante. Un artista no puede estar pensando en ciertos detalles técnicos cuando canta. Tienen que estar muy bien preparados con antelación. El mundo de la ópera es disciplina y también una auténtica locura-y se ríe-.

- ¿Con qué papeles cree haber aportado más a la Historia de la Ópera?

- Seguramente con el Fígaro de "El barbero de Sevilla" de Rossini, cuando era joven, y con "Rigoletto", de la célebre ópera de Verdi, después.

- ¿Rigoletto debe ser siempre un jorobado cojo?

- Siempre, en cada ópera. Después está el aspecto interpretativo, que cambia con la persona y sus experiencias. He interpretado el papel en 467 ocasiones. Cuando lo hice por primera vez, mi esposa estaba embarazada de seis meses. Estaba a punto de ser padre, con todo lo que ello conlleva. Ahora poseo una experiencia de vida, que influye en el personaje. Hace menos de una semana me comunicaron que mi hermano de leche falleció. Los personajes que interpretamos cambian porque cambiamos nosotros.

- Este mes, hemos podido ver en el Campoamor a un Papageno punk, con falda escocesa y que fuma porros

- Lo único que puedo decir es que es más sencillo poner en escena locuras de ese tipo que la verdad de la obra de arte. Según mi experiencia, en muchas ocasiones los directores de escena ni siquiera se enteran de lo que sucede en la historia. Simplemente no la estudian. En una ocasión, uno de ellos me preguntó: "¿Podría usted ayudarme? Es que nunca he visto Rigoletto". ¡Pero cómo es posible! ¡Con lo que está cobrando! Lo realmente difícil es conocer la letra de un fragmento como  "Sí, vendetta", por ejemplo, y entender el sentido de cada frase y palabra.

- ¿Qué hacer ante este tipo de dirección escénica?

- El problema está en que son los directores de los teatros los que llaman a esta gente. A veces porque simplemente quieren la publicidad que da el escándalo o lo extravagante. Pero la ópera la hace quien canta y quien dirige la música. Esto ya lo decía Verdi. La puesta en escena es secundaria. Yo he cantado óperas como "Macbeth" o "Nabucco" en en versión de concierto, que han sido un éxito apoteósico. Los miembros del reparto estábamos vestidos de frac. Es la interpretación lírica y musical la que representa al personaje.

- Tendrá muchas anécdotas

- En una ocasión, tuve que ver al Duque de Mantua de "Rigoletto" caracterizado como Berlusconi. En un determinado momento, ensayando "Sí, vendetta", una cantante como Isabel Rey se dirigió al director de escena diciéndole que, en aquel momento, mandaba la música, a lo que él contestó: "Cuando yo soy el director de escena la música no cuenta nada". Lo cogí por el cuello con tal furia que, si no me separan, lo mato.

- ¿Cuánto tiempo hace que no canta en la Temporada de Ópera de Oviedo?

- La última vez fue en 1978, con "L´elisir d´amore" de Donizetti.

- ¿Por qué no ha vuelto?

- Porque nadie me ha invitado.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico