CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

DVD: 'PAGLIACCI' DE LEONCAVALLO, CON VERSIÓN ESCÉNICA DE GIANCARLO DEL MONACO Y MUSICAL DE LÓPEZ COBOS. Por Aurelio M. Seco

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp
Autor: Aurelio M. Seco
26 de enero de 2014
Foto: Javier del Real
UN PAYASO MAGISTRAL

 

Por Aurelio M. Seco
Opus Arte. MASCAGNI, P.: Cavalleria Rusticana / LEONCAVALLO, R.: Pagliacci (Teatro Real, 2007) 
    Decir que Giancarlo del Monaco es uno de los mejores directores de escena del mundo no es algo original. A lo largo de varios años he podido ver muchos de sus trabajos, algunos diseñados con más fortuna que otros, pero siempre dentro de una poética artística seria que busca la trascendencia y la profundidad. 
    Hoy me gustaría fijar la atención en una grabación a la que acudo con frecuencia y que, cuando la descubrí por primera vez, me dejó una profunda impresión estética que se repite con cada nuevo visionado. Fue en la entrega de los Premios Líricos Teatro Campoamor del 2008, donde Del Monaco recibió por este trabajo el galardón a la Mejor dirección de escena, y con razón. Efectivamente, se trata de la versión que realizó para el Teatro Real de Madrid en 2007. La dirección musical corre a cargo de Jesús López Cobos, todo un Premio Príncipe de Asturias de las Artes, que ofrece una interpretación interesante que, si deja aspectos expresivos que desear, también consigue ir más allá de la mera eficacia conductora para acompañar con indudable buen gusto, seriedad expositiva y un estimulante sentido dramático a una obra maestra del género lírico que, en esta afortunada ocasión, está acompañada por un diseño escénico de auténtica excepción. Creemos que el trabajo de Giancarlo del Monaco es, sin lugar a dudas, lo mejor de este producto, independientemente del alto nivel al que responde el conjunto de artistas. La lectura de Giancarlo del Monaco es profunda y rica en matices, algo que se hace notar hasta en los más mínimos detalles. Desde la elección de los elementos del escenario, donde luce sobre todo una espectacular foto de Anita Ekberg en la famosa escena de la Fontana di Trevi de la Dolce vita, hasta el vestuario, la elección del carromato o el maquillaje de Pagliaccio.

 

     Canio, El Payaso, está interpretado por un Vladimir Galouzine que realiza una maravillosa interpretación del personaje. Es cierto que al oírle cantar se echan en falta algunas cosas, pero la franqueza escénica y lírica con que se desenvuelve este artista sobre el escenario, convierte su recreación de Canio en una auténtica delicia. Incluso su físico, algo rudo y destemplado, le ayuda a fundirse con el personaje de una manera casi ideal. Describir la fuerza musical y escénica que Galouzine y Del Monaco imprimen al personaje y la historia en los últimos diez minutos de la obra, resulta de verdad un esfuerzo inútil. Hay que verlo. "Coraggio", dice un Canio ebrio de amor y vino, encolerizado antes de salir a escena para vengar de la peor forma posible la traición sentimental de Nedda.

     El personaje femenino está interpretado por la española Maria Bayo que, cuestiones puntuales al margen, participa a un gran nivel, cantando y actuando. El esfuerzo de la pareja protagonista debió de resultar ciertamente agotador, pero mereció la pena y la multitud de sinceros aplausos de un público entregado de verdad ante la visión del arte escrito con mayúsculas. Acompaña un reparto bien elegido, en el que destaca el excelente barítono español Ángel Ódena, pero también la conseguida caracterización del infame Tonio. La producción del Teatro Real era doble y, como viene siendo habitual, Pagliacci se hico acompañar de una Cavalleria rusticana que hace precisamente eso, acompañar bien.
 
    Todo, absolutamente todo en este montaje escénico resulta excepcional y de tal fuerza expositiva que arrebata. Pocas veces he sentido la pasión de un drama musical tan puramente asentado sobre un escenario. A todo ello sin duda ayuda la inspirada música de Leoncavallo, que escribió una partitura magistral, llena de matices de emoción y sensibilidad, que tampoco vamos a descubrir a estas alturas.
Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
Contenido bloqueado por la configuración de cookies.
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
  • txcomparte_whatsapp

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico