CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

Ópera de Oviedo estrena la ópera infantil 'El Retablo de Maese Pedro' en el Auditorio de Oviedo con dirección escénica de Enrique Lanz

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Aurelio M. Seco

Para el montaje, basado en la obra de Manuel de Falla, el nieto de Hermegildo Lanz, que colaboró en su día con el compositor, utiliza marionetas de 9 metros. Lanz recibió este año el Premio al Mejor Director de Escena por la crítica operística de Barcelona por este espectáculo para niños. El montaje es una coproducción de Ópera de Oviedo, Gran Teatre del Liceu, Teatro Real, Teatro de La Maestranza, Teatro Calderón, la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera y la Compañía Etcétera

Vota 1 2 3 4 5
Resultado            988 votos

La Fundación Ópera de Oviedo estrena el próximo  viernes, 11 de diciembre, una nueva producción de la ópera de cámara ‘El Retablo de Maese Pedro', de Manuel de Falla, con dirección de escena de Enrique Lanz, nacido en Granada y nieto del colaborador de Falla, Hermenegildo Lanz, que intervino en el estreno de la obra en 1923. ‘El retablo de Maese Pedro' nace de los capítulos XXV y XXVI de la Segunda Parte del Quijote, de Miguel de Cervantes, y Manuel de Falla consigue con él captar en una ópera breve el espíritu de la obra cervantina: en una venta manchega Don Quijote asiste a una representación de títeres, guiada por Maese Pedro, donde los personajes Don Gayferos, Don Roldán, el emperador Carlo Magno, la hermosa Melisendra y el rey Marsilio protagonizan una historia caballeresca.

Datos de la obra: Música de Manuel de Falla (Cádiz, España, 1876- Alta Gracia, Argentina, 1946) Libreto del compositor, basado en El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes. Ópera para marionetas en un acto con prólogo del Concerto per clavicembalo, flauto, oboe, clarinetto, violino e violoncello. Estreno en versión de concierto, 23 de marzo de 1923, Teatro San Fernando de Sevilla. Primera representación escénica, 25 de junio de 1923, Palacio de la Princesa de Polignac, París.

La Ópera

Manuel de Falla contaba que de pequeño jugaba a representar con marionetas aventuras de Don Quijote para su hermana menor. Éste era un personaje querido y familiar para el niño gaditano, antes de convertirse en el célebre compositor español. El músico gaditano se inspiró en los capítulos 25 y 26 de la Segunda Parte de la novela cervantina como argumento para el libreto de la ópera. Éste narra el famoso episodio que da título a la ópera, una historia procedente del romancero carolingio y de los cantares de gesta. Para el estreno de El retablo de Maese Pedro en Sevilla en marzo de 1923 y en París en junio de 1923, Manuel de Falla contó con diferentes colaboradores, entre ellos su amigo Hermenegildo Lanz. Este artista quería y admiraba profundamente a Don Manuel, y guardaba con celo todo lo relacionado con él. Así, conservó desde la partitura y las cartas con los consejos de Falla, hasta las plantillas con las que confeccionó las figuras, los bocetos de los mecanismos de los muñecos, o la lista de materiales que necesitó para construir el teatrito y las marionetas. Musicalmente la partitura de Manuel de Falla pertenece a la etapa neoclásica del autor, inspirada por la música española renacentista y barroca. Una orquesta de cámara -nueve instrumentos de viento, ocho de cuerda, arpa, clavicémbalo y percusión- acompaña a las voces protagonistas.

La acción

La acción tiene lugar en una venta manchega donde Maese Pedro y su ayudante, el joven Trujamán, ofrecen una función de títeres para los huéspedes. Entre los espectadores se encuentran Don Quijote y Sancho Panza. Los títeres representan "el retablo de la libertad de Melisendra", un romance medieval que cuenta cómo Don Gayferos rescata a su esposa Melisendra, prisionera por los moros en la ciudad de Sansueña (antigua Zaragoza). Don Quijote, al observar la escena, metido de lleno en la acción y queriendo hacer justicia, desenvaina su espada cuando los amantes huyen y son perseguidos por los moros. Pero los gestos del valeroso hidalgo sólo consiguen destrozar el teatrino y los muñecos del titerero.

COMPAÑÍA Etcétera

Enrique Lanz, nieto del escenógrafo de Falla

Esta ópera siempre ha estado en la mente del director de la compañía Etcétera, Enrique Lanz, pues su abuelo, Hermenegildo Lanz, creó los títeres y parte de la escenografía para el estreno de la obra en París y Sevilla. Con su producción de El retablo de Maese Pedro, Etcétera pretende reinterpretar y revisar desde nuestro tiempo las iconografías medieval y barroca con una propuesta muy actual, adaptada a los grandes escenarios, y con la utilización de marionetas gigantes. La puesta en escena de Enrique Lanz teje un continuo juego de capas de realidad, de sorpresas visuales, de trampantojos, de ilusiones de verosimilitud. Como en la obra de Cervantes en que se basa el libreto de la ópera, la ficción y la realidad se confunden, distorsionada por la imaginación de Don Quijote. El estreno parisino de la ópera se convirtió en todo un acontecimiento musical. Entre los asistentes a la primera representación se encontraban Paul Valéry, Pablo Picasso e Igor Stravinsky. Wanda Landowska interpretó la partitura para clave, y el propio Manuel de Falla dirigió la Orquesta Bética de Cámara, fundada por Federico García Lorca. José María Martín Triana afirma que El retablo de Maese Pedro es junto con El niño y los sortilegios de Ravel, uno de los hitos de la historia de la música en el siglo XX. Tras su estreno en el Liceo de Barcelona, Enrique Lanz confesó: "Éste estreno es el sueño de mi vida, un anhelo por fin cumplido, estrenar el espectáculo que me ha hecho titiritero, después de tres años trabajando en la producción".  El espectáculo salda asimismo una "deuda moral" que tenía contraída con el compositor, pues "la intervención de Falla fue decisiva" para salvar a su abuelo de la muerte en el inicio de la Guerra Civil española. El Retablo es, además, la primera referencia literaria en castellano en la que se menciona el arte de los títeres.

 

 

Ficha artística

Autor: Manuel de Falla

Dirección escénica: Enrique Lanz

Iluminación: Alberto Rodríguez

Ayudante de dirección: Yanisbel Victoria Martínez

 

Personajes:

Don Quijote:
José Antonio López

Maese Pedro: Mikeldi Atxalandabaso

Trujamán: Olatz Saitua

 

Títeres:

Concepto y supervisión: Enrique Lanz

Escenografía: Enrique Lanz

Construcción del teatro de sombras: Éric Deniaud

Funciones: Sala Principal Auditorio Príncipe Felipe

Fechas:

Viernes 11 de diciembre, a las 20.00h

Sábado 12 de diciembre, a las 12.00h

Duración de la ópera: 40 minutos sin interrupción

Localidades: 6 euros

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

1 Comentario
1 jerusalén rodriguez garcia
21/03/2010 10:30:06
que pongais los siglossss
io sty estudiando e intento q vengan los siglos esty en primero de la E S O y mañana tngo un examen oral de musica y seguramente me pregunten esta cancion entonces poned los siglossss
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico