CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

VALENCIA PREPARA UN 'RIGOLETTO' ENTRE RECORTES DE LES ARTS

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Alejandro Martínez
8 de noviembre de 2012
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            39 votos

      El sábado 10 de noviembre el Palau de Les Arts levantará de nuevo el telón tras unos meses de escepticismo, entre rumores e informaciones acerca de su futuro. Los recortes presupuestarios por parte de la Generalitat, así como la escasa dotación desde el Ministerio de Cultura, ponían a la directora artística del coliseo valenciano, Helga Schmidt, ante la compleja tesitura de programar una nueva temporada con un presupuesto muy mermado. No son nuevas las demandas de una mayor dotación presupuestaria por parte del Ministerio de Cultura, a la altura de las que reciben el Teatro Real o el Liceo de Barcelona.
      Una demanda en la que Les Arts se encuentra con las reclamaciones de otras instituciones, como la ABAO, que entienden que desde el Gobierno central no se hace justicia al mapa de la lírica en España.  Sea como fuere, en el caso específico de Valencia hay un telón de fondo algo singular, que tiene que ver con el modelo de teatro que se puso sobre la mesa en un primer momento. Un gran teatro de ópera, firmado por un arquitecto mediático como Calatrava, con un gran dispendio en la infraestructura y con unos cuerpos estables reclutados a base de talonario, escogiendo Lorin Maazel a dedo a los mejores músicos que encontró por el mundo. Un modelo que repetía, en el caso de la lírica, las burbujas varias (inmobiliarias, financieras...) que han ido explotando al paso de la presente crisis económica y social. 
      Un proyecto, en fin, que surgió de la nada, de un día para otro, en dependencia directa de un gran talonario para sostenerse. Y un proyecto de algún modo insostenible, porque cuando llegasen las vacas flacas no iba a ser fácil mantener el nivel. Pues bien, esas vacas flacas han llegado y ahora nos encontramos con una temporada donde abundan los títulos del repertorio más visto, como Rigoletto, La Bohème, El barbero de Sevilla o La flauta mágica, con un plantel de voces donde cuesta encontrar a los grandes nombres esperados (más allá de la batuta de Chailly y las voces de Juan Jesús Rodríguez o Aquiles Machado), aunque cabe confiar en el buen tino de Helga Schmidt, ya demostrado en estas temporadas, para contar con cantantes jóvenes a la altura de las circunstancias.
      Junto a esos títulos se programa también I due Foscari, que será la excusa para el retorno siempre esperado de Plácido Domingo, con su nuevo rol de barítono verdiano en cartera. En suma, un cartel quizá no demasiado atractivo a los más bregados en funciones y teatros, pero que podría permitir al teatro asegurar una taquilla elevada en tiempos de penuria, para compensar por esa vía los recortes en las distintas dotaciones presupuestarias.

      Por lo que se refiere a este primer título, Rigoletto, contará con la presencia en el rol titular del barítono español Juan Jesús Rodríguez, una voz espléndida a la que interesa calibrar ante el compromiso dramático de dar vida al malogrado bufón, al que ha interpretado con anterioridad en otros teatros como los de Turín, Parma o Mallorca. Ya el año pasado se escuchó a Rodríguez en Valencia, sustituyendo en una función al barítono previsto como Conde de Luna en Il Trovatore del Festival del Mediterráneo. Asimismo, en Bilbao, se pudo escuchar al barítono onubense en el rol de Miller (Luisa Miller), lo que da cuenta de su creciente empeño en orientar su repertorio hacia terrenos verdianos.
     Le acompañarán el tenor siciliano Ivan Magri, que ya interpretó al Duca en Las Palmas de Gran Canaria, en mayo de este año. Es un tenor lírico, quizá algo ligero para el papel, que viene de cantar roles como Nemorino (L´elisir d´amore), Ernesto (Don Pasquale), Arturo (I Puritani). El rol de Gilda recae en este caso en la soprano Erin Morley, que se presenta en España con muy buenos avales a tenor de sus actuaciones en el Metropolitan de Nueva York y otros escenarios norteamericanos, en roles como la Reina de la Noche, Woglinde, Marguerite en Les Huguenots, Zerbinetta, etc.. Durante esta temporada se presentará asimismo en París, Viena y Munich. El veteranísimo bajo gregoriano Paata Burchuladze será Sparafucile y Adriana Di Paola se encargará del rol de Maddalena.

      La producción propuesta, de corte clásico, cuenta con dirección escénica de Gilbert Deflo, escenografía de Ezio Frigerio y vestuario de Franca Squarciapino. Al frente de la dirección musical regresa el director titular de la Orquesta de la Comunidad Valenciana, el joven israelí Omer Meir Wellber. Sobrevuela estas funciones la posibilidad de acciones de protesta por parte de los trabajadores en plantilla del Palau de Les Arts, en contra del reajuste de personal a través de un ERE. Estas acciones se podrían concretar en el retraso de hasta dos horas en el inicio de la función del día 13.

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico