CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

CRÍTICA: SILVIA SANZ DIRIGE A LA ORQUESTA METROPOLITANA DE MADRID EN EL AUDITORIO NACIONAL, CON MOTIVO DEL DÍA DEL LIBRO. Por Germán García Tomás

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Germán García Tomás
29 de abril de 2013
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            34 votos

 PEQUEÑOS RELATOS PARA GRANDES MÚSICAS

Madrid. 20/04/2013. Auditorio Nacional de Música (Sala Sinfónica). Orquesta Metropolitana de Madrid. Silvia Sanz Torre, dirección; Goyo González, narrador. Obras de Rimsky-Korsakov, Grieg, Tchaikovsky, Offenbach, J. Strauss, Brahms, Holst, Bizet y Rossini.

      No es demasiado común ver a niños corretear por los pasillos de un auditorio de música clásica y mucho menos que abarroten las butacas de su sala de conciertos, pero esta ocasión lo requería, ya que el evento que iba a desarrollarse durante el mediodía del 20 de abril estaba dedicado casi exclusivamente a ellos. La gran mayoría asistió en compañía de sus padres al concierto en familia del Día del Libro, en el Auditorio Nacional, a cargo de la Orquesta Metropolitana de Madrid, bajo la dirección de su titular, Silvia Sanz. El evento contó con la presencia estelar del popular periodista de radio y televisión Goyo González, que se encargó de narrar los relatos ganadores del concurso de microrrelatos "Cuéntame esta música" convocado meses antes por el Grupo Concertante Talía.
      Con su faceta de showman a la que nos tiene acostumbrados, el periodista madrileño fue desgranando las peculiares historias de los peques (muchas de ellas de una gran originalidad y elaboración literaria), que les habían inspirado las pequeñas y popularísimas piezas de música clásica que sonaban inmediatamente después. Así, dichas obras encontraron nuevos significados y contextos argumentales a través de los 13 microrrelatos narrados: desde el primero, donde se hablaba de un molesto insecto (humano) que le evocaba a su autor el famoso "vuelo del moscardón" de Rimsky-Korsakov con el que se abrió el concierto, hasta el relato de una pelota que volaba y saltaba sin cesar, escrito para describir el galop final de la obertura de Guillermo Tell de Rossini con el que se cerró oficialmente el programa. La música incidental del Peer Gynt de Grieg tuvo una presencia muy destacada en este concierto de carácter divulgativo, nada menos que tres de sus números pertenecientes a las dos suites de concierto: la desoladora "Muerte de Ase", el escalofriante "En la cueva del Rey de la montaña", cuyas primeras frases de este crescendo fueron interpretadas por Silvia Sanz y la Metropolitana en un tempo deliberadamente lento para acrecentar la tensión de la pieza, y la bucólica "La mañana", que ilustró un relato sobre las encantadoras sensaciones que un soleado despertar primaveral suscitaba en su escritor.

      El conciertazo concluyó con la entrega de los diplomas a los ganadores del concurso de microrrelatos, en el cual Goyo González ejerció como un inmejorable maestro de ceremonias. El presentador, que al igual que los niños en sus butacas no había parado en todo momento de mover brazos y piernas sentado en su silla al son de las piezas más danzarinas del concierto, como ese irresistible "Can can" de Orfeo en los infiernos que cerró la primera parte, pidió a Silvia Sanz una propina: declarándose abiertamente un gran amante de Bizet, el regalo no podía ser otro que la no menos bailable obertura de su ópera Carmen.
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico