CODALARIO, la Revista de Música Clásica
Está viendo:

EL TEATRO DE LA ZARZUELA DE MADRID PRESENTA UNA TEMPORADA 2013-14 EQUILIBRADA Y AMBICIOSA

  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter
Autor: Arian Ortega
20 de mayo de 2013
Vota 1 2 3 4 5
Resultado            35 votos
UNA TEMPORADA AMBICIOSA

       En una entrevista reciente que le hicimos al actual director artístico del Teatro de la Zarzuela, Paolo Pinamonti, nos comentaba que una de sus ideas era la de reducir el número de funciones para así poder ofrecer una mayor variedad y amplitud de títulos. La nueva temporada 2013/14 es un claro ejemplo de equilibrio, recuperación de obras maestras de la lírica española y una apuesta por los cantantes españoles, además de puntuales y muy gratas presencias de artistas extranjeros. Si la misma temporada se hubiera ofrecido con los respectivos cuatro o cinco títulos, podría hablarse de descompensación en cuanto a la serie de conciertos que poco o nada tienen que ver con el género español. Cuando el trabajo está bien hecho, hay más lugar para nuevas propuestas, más aún si son de la calidad que vamos a detallar aquí mismo.
       De los cinco títulos que comentábamos, se ha logrado llegar a los nueve (cuatro en concierto), algunos en un interesante programa doble como la apertura de temporada en el mes de octubre con Los amores de la Inés, única zarzuela de Manuel de Falla de la que poseemos partitura íntegra, que no se volvió a reponer después de su estreno de 1902, junto a un clásico como La verbena de la Paloma, que contará con la batuta de Cristóbal Soler y las voces de Enrique Baquerizo, Jesús Castejón o Susana Cordón, entre otros. Apenas un mes antes se repondrá la prevista Tempranica pospuesta a raíz de los problemas de salud del maestro Frühbeck de Burgos. Eso será los días 21 y 22 de septiembre, con Maria José Montiel, Carlos Bergasa y Ricardo Bernal. La primera parte se dedicará a Rodrigo y Albéniz.
       El segundo título escenificado será La del manojo de rosas, en la mítica producción de Emilio Sagi, que trabajará al lado del director de orquesta español Miguel Ángel Gómez Martínez. Febrero será el mes de una de las propuestas más ambiciosas, Curro Vargas del maestro Chapí, en una nueva producción de Graham Vick en su primer acercamiento a la zarzuela y con Guillermo García Calvo en el podio, alternándose con Martín Baeza. Destacados artistas como Andeka Gorrotxategui, Alejandro Roy, Saioa Hernández o Ángel Ódena se encargarán de poner voz a este texto de Joaquín Dicenta y Antonio Paso.

      Para abril se propone otro díptico con Black el Payaso, en la producción de Ignacio García que se pudo ver recientemente en el Teatro Español, e I Pagliacci de Leoncavallo, que contará con tres debutantes en los papeles principales; Maria José Moreno será Nedda, Juan Jesús Rodríguez, Tonio y Jorge de León, Canio. A las órdenes del foso debuta Donato Renzetti, conocida batuta italiana.
       Tras un homenaje a Juan Hidalgo por el cuadragésimo aniversario de su nacimiento, el broche de oro se pondrá con lo que Paolo Pinamonti ha denominado "trilogía wagneriana". Tres hitos parcialmente olvidados del género que se podrán ver en días consecutivos. Estos son: Catalina de Gatzambide, El dominó azul de Arrietay El diablo en el poder de Barbieri, en versión de concierto a mediados de junio, con dirección orquestal del joven José María Moreno.
       Pinamonti también ha querido contar con la Compañía Nacional de Danza y Antonio Gades; Javier Perianes, que visitará el coliseo madrileño con un extenso y complicadísimo programa dedicado a Chopin, Debussy y Falla;  Joaquín Achúcarro, que interpretará obras de Beethoven (Fantasía coral para piano y orquesta y coro en do menor/Concierto para piano y orquesta nº4 en sol mayor). 
El tradicional concierto de navidad estará a cargo del director titular del teatro, Cristóbal Soler. También se programará un recital de año nuevo, protagonizado por el tenor canario Celso Albelo y un interesantísimo Stabat Mater rossiniano con el mismo Albelo, Romeu, Amoretti y la presencia del rossiniano por antonomasia, Alberto Zedda.  A ello cabe sumar el ciclo cinematográfico y la exportación de El Gato Montés a Lisboa además de los respectivos a Oviedo y Sevilla. El presupuesto (unos 7 millones de euros) reducido no ha sido impedimento para aspirar a un rincón de oro en la Calle Jovellanos y una importante renovación e internacionalización de nuestro teatro. Y es que mientras algunos reponen las enésimas Bodas de Figaro (2014) con repartos de 2ª B, otros siguen liderando la clasificación con clara diferencia sobre el resto.
  • Comparte en Facebook
  • Comparte en Twitter

Compartir

0 Comentarios
Insertar comentario

Para confirmar que usted es una persona y evitar sistemas de spam, conteste la siguiente pregunta:

* campos obligatorios

Aviso: el comentario no será publicado hasta que no sea validado.

Publicidad

<< volver

Búsqueda en los contenidos de la web

Buscador

Newsletter

Darse alta y baja en el boletín electrónico